La nueva Estrategia de Adicciones incluye el abuso de Internet

El conocido como Plan de Estrategia Nacional Sobre Drogas, ahora nombrado Estrategia Nacional Sobre Adicciones, añade las que son sin sustancia y se une a la decena de países que reúne todas las adicciones en una misma estrategia.

El Plan De Estrategia Nacional Sobre Drogas ha añadido nuevas dependencias y ha cambiado su nombre a Estrategia Nacional Sobre Adicciones. Este año, España se une a la decena de países que reúnen todas las adicciones en una única estrategia.

La Estrategia Nacional Sobre Adicciones tiene una dotación de más de 1.000 millones de euros. Este año, se estima que se destinen 35 millones al plan, procedentes del Fondo de Bienes Decomisados, lo que significa un 7% más que el año pasado.

La nueva estrategia aprobada por el Consejo de Ministros incluye por primera vez las adicciones sin sustancia (las nuevas tecnologías, el juego o los videojuegos).

El 18% de los jóvenes entre 14 y 17 años realizan un uso compulsivo de Internet.

El 18% de los jóvenes entre 14 y 17 años realizan un uso compulsivo de Internet, y según un estudio, esto ha incrementado el fracaso escolar y el consumo de drogas en estas edades. Además, uno de cada 10 reconoce haber apostado dinero en juegos. Esto aún está en tramitación, pero se añadirá en el apartado de adicciones sin sustancia según Balbín, delegado de Gobierno: “el propósito no es la abstinencia, sino estrategias para enseñar a usar las nuevas tecnologías”. ha declarado Balbín.

“Una parte de esta estrategia está focalizada en el uso de las nuevas tecnologías y el juego para la prevención y la protección de la salud”, ha declarado Balbín.

Además, se ofrecerán programas para familias y escuelas que permitan educar mejor a los jóvenes en el uso de Internet. “Una parte de esta estrategia está focalizada en el uso de las nuevas tecnologías y el juego y, especialmente, en la utilización que hacen los menores, de cara a dar una respuesta eficiente para la prevención y la protección de la salud”, ha declarado Balbín.

El Ministerio de Sanidad está preocupado por el uso compulsivo que hacen los jóvenes de las redes sociales, sin embargo, añade que esto no significa que sea una adicción, aunque puede dar lugar a problemas para estas personas.

La publicidad en los juegos
El poder ejecutivo está trabajando en un real decreto, que se publicará en los próximos meses, para regular la publicidad de los juegos de apuestas en espacios dedicados a menores de 18 años. Un 44,8% de las personas con esta adicción ha jugado antes de los 18 años.

Muchas de las páginas de juego en las que se meten los menores no están autorizadas en España, por lo que el Gobierno cree que hay que controlarlo y lo hará no solo en Internet sino también en los estadios de fútbol.

Tranquilizantes en mujeres 
También pretenden atajar el consumo de tranquilizantes y somníferos en mujeres, que el de los hombres. Para lograrlo, el plan se alargará hasta el año 2024 y contará con más de 1.000 millones de euros.

El Gobierno trabajará con una mayor profundidad sobre el consumo y la adicción a los hipnosedantes (tranquilizantes y somníferos), las únicas sustancias en las que las mujeres superan en consumo a los hombres. En 2015, de las 3.732.000 personas que consumieron hipnosedantes, el 65% eran mujeres y, un 3% tuvieron un consumo problemático.

Alcohol en menores 
En España, casi el 80% de los jóvenes han consumido alcohol antes de ser mayores de edad. Ya hace 16 años que salió a la luz la conocida ley antibotellon, pero la normativa nacional aún sigue pendiente.

Un 32% de los estudiantes de Secundaria entre los 14 y 18 años realiza un consumo de riesgo los fines de semana

Otra de las medidas que tomará el Gobierno será sobre el consumo de alcohol en menores de edad. Alrededor de un 32% de los estudiantes de Secundaria entre los 14 y 18 años realiza un consumo de riesgo los fines de semana. El alcohol sigue siendo la droga más consumida.

Droga en mayores de 64
También, por primera vez, la Estrategia Nacional de Adicciones pone el foco en la población drogodependiente no tratada. Es decir, los mayores de 64 años que han consumido heroína y otras drogas en los años 80 y 90, con el objetivo de conocer sus necesidades y completar su inclusión social.