La Marina británica dispara bengalas contra un buque científico español

España anuncia que protestará ante el gobierno de Reino Unido.

La Marina del Reino Unido (Royal Navy) atacó un barco español con bengalas de disuasión en Gibraltar, al considerar que este había entrado en aguas británicas. Reino Unido establece su jurisdicción sobre las aguas del estrecho en tres millas náuticas alrededor del Gibraltar. Sin embargo, España no reconoce este reparto, ya que entra en conflicto con la jurisdicción española de las costas de Cádiz.

La embarcación española, apodada Ángeles Alvariño,  se dedicaba a labores de investigación científica de los fondos marinos en la bahía de Cádiz. Concretamente, este buque estudiaba la forma de sedimentación que se produce en la zona.

Según la agencia británica Press Association (PA), la Marina trató de advertir al Ángeles Alvariño por radio y que, al no obtener respuesta, decidieron disparar bengalas para prevenir a los integrantes del barco.

Los hechos han desembocado en que España (a través del Ministerio de Asuntos Exteriores) interponga una protesta formal ante el gobierno británico. Sin embargo, este no es un caso aislado, según el alcalde de Algeciras José Ignacio Landaluce, quien lo ha calificado como “una traba más en el pretendido entendimiento y búsqueda consensuada de soluciones entre ambos lados de la Verja”.

Además, Landaluce se ha manifestado en contra de esta actuación. “Vuelve la agresividad a las aguas que circundan Gibraltar y, como siempre, por la reacción de las fuerzas de seguridad británicas hacia civiles españoles, en este caso científicos, que solo realizan su trabajo dentro de una investigación y sin suponer en ningún caso una amenaza para la Roca” y “es intolerable que los españoles tengamos que sufrir el hostigamiento en las aguas de la bahía, pues supone un abuso de poder de un cuerpo militar sobre civiles que atenta contra la integridad de trabajadores en el ejercicio de su labor profesional en aguas españolas”, ha declarado.

Este incidente llega en un momento crucial en las relaciones entre ambos países tras el Brexit, ya que es necesaria la cooperación y el entendimiento entre las dos zonas para el desarrollo tanto del Peñón y como de Algeciras.