La luz alcanza su precio más alto de la última década

El año 2018 cerró con su coste más elevado en energía eléctrica desde 2008. Actualmente, el precio del megavatio por hora es de 64,4 euros, un 5% más que en 2007.

Los costes de la energía eléctrica en España han subido un 2,5% en el año 2018, con lo que alcanzan el precio más alto en la última década. El valor actual del megavatio/hora en el mercado es de 64,4 euros, cifra que nunca antes se había alcanzado, y que supone un 5% más que en el año 2007.

Además, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido de que la electricidad en enero de 2019 ha sido un 25% más cara que en el mismo periodo del año anterior. Aseguran que esto incrementa la factura media de electricidad en un 6,5% respecto del año anterior, por lo que en un hogar de consumo medio que pagaba 65,3 euros en 2018, ahora deberá abonar 69,59 euros.

Según datos aportados por el Estudio Fintonic Consumo de Energía en España 2018, realizado por la aplicación especializada en finanzas Fintonic los hogares medios españoles pagaron un total de 970 euros en luz y gas durante el año pasado, lo que se corresponde con el aumento del 6,5% respecto del anterior.

Los hogares medios españoles pagaron un total de 970 euros en luz y gas durante el año pasado, lo que se corresponde con el aumento del 6,5% respecto del anterior, según el ‘Estudio Fintonic de Consumo de Energía en España’. 

Para la OCU, la razón de este aumento de precios se encuentra en los derechos de emisión de CO2, que también han subido su precio en el último año, por lo que los que venden la energía han debido elevar sus tarifas, para no sufrir un descenso en sus ingresos.

El estudio de Fictonic muestra “diferencias significativas” en el consumo y gasto por comunidad autónoma, y coloca a Castilla-La Mancha como la comunidad autónoma con una factura media más alta, con 1.068 euros, un 5,1% más, y a la que registró la más barata, Canarias, con 638 euros, un 3,4% más.

El secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal, ha asegurado que está trabajando en un plan de energía y clima, que regulará estas cuestiones y establecerá los pilares de la transición energética por la que pasará España en la próxima década.