La Audiencia Provincial de Baleares condenó este viernes a Iñaki Urdangarin, esposo de la Infanta Cristina y cuñado del rey Felipe VI, a seis años y tres meses de prisión por el caso Nóos. La hermana del Rey, que estaba acusada de cooperar en los delitos fiscales de su marido, ha resultado absuelta, aunque obligada a pagar 265.000 euros de responsabilidad social.

Diego Torres, socio de Urdangarin, ha sido condenado a ocho años y seis meses. La pena para Jaume Matas, ex president del Govern, es de tres años y ocho meses. El político está inmerso en numerosos casos de corrupción protagonizados durante su gobierno.

La Fiscalía reclamaba para el esposo de la infanta Cristina una condena de 19 años y seis meses.

Solicitud de penas más altas
La petición de los fiscales y de la acusación popular al final no se ha cumplido. La Fiscalía Anticorrupción reclamaba para el esposo de la infanta Cristina una condena de 19 años y seis meses de prisión por los delitos de tráfico de influencias, malversación, prevaricación, fraude, estafa, falsedad, delitos contra Hacienda y blanqueo de capitales. Mientras que Manos Limpias solicitaba 26 años y seis meses de cárcel.

En el caso de la infanta Cristina, sólo la acusaba Manos Limpias, que pedía una condena de ocho años de cárcel por colaboración en dos delitos fiscales, en 2007 y 2008, mientras que la Fiscalía sólo la consideró responsable a título lucrativo por un importe de 587.413 euros. La hermana del Rey ya depositó en diciembre de 2014 esa cantidad en el juzgado para cubrir su responsabilidad civil.