Interior anuncia tres nuevos CIE en Algeciras, Madrid y Málaga

El ministro planea que en los nuevos Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) no haya policías en su interior, sino que patrullen en sus inmediaciones. La noticia ha provocado las reacciones de ONG, que han denunciado que su existencia es una vulneración de los derechos humanos, ya que encierra a personas que no han cometido delitos.

Manifestación contra los CIE en Aluche, Madrid. (Foto: Flickr/CC)

Juan Ignacio Zoido, ministro del Interior, ha comunicado la intención de construir tres nuevos Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE). Uno se ubicaría en Algeciras, otro en la ciudad de Málaga y el último en la capital. La decisión se toma en medio del debate sobre el cierre de estos centros, denunciados por numerosas ONG desde hace años por violar los derechos humanos.

La decisión ha sido anunciada en el pleno del Senado tras la pregunta de María Isabel Mora, senadora por Podemos, sobre si tiene intención de abrir nuevos Centros de Internamiento de Extranjeros. Estos centros no penitenciarios encierran a migrantes en situación irregular, durante un máximo de 60 días, con el objetico de proceder a su expulsión forzosa del país.

“La decisión no tiene otra explicación que la mejora de la situación de los centros de internamiento”, ha explicado Zoido. “Los CIE no son un capricho del Gobierno y responden a la intención del Ministerio de proponer un nuevo diseño en el que pueden participar todos los grupos políticos”.

La senadora María Isabel Mora ha preguntado a Juan Ignacio Zoido el motivo por el cuál se preveían nuevos centros, cuando en los actuales la ocupación media “no llega al 36%”, y además los decretos de internamiento de los jueces se han reducido “drásticamente”. Según la senadora de Podemos, en 2012 hubo 11.600 decretos de internamiento, mientras que en la actualidad el número es de casi la mitad.

Un proyecto para mejorar las condiciones de los centros
Los Centros de Internamiento de Extranjeros acumulan denuncias relativas al maltrato policial, a la falta de asistencia sanitaria, y a casos de menores y mujeres embarazadas encerrados.

“Desde Madrid se suelen hacer los expedientes para las expulsiones y desde aquí salen los aviones y, por tanto, así habrá mayor comodidad para los internos y mayor operatividad para el servicio público que tenemos que organizar”, ha informado el ministro del Interior en unas declaraciones recogidas por Europa Press.

“Los CIE no son un capricho del Gobierno y responden a la intención del Ministerio de proponer un nuevo diseño en el que pueden participar todos los grupos políticos”, ha explicado  el ministro Zoido.

Juan Ignacio Zoido ha aclarado que se está trabajando en un plan de mejora de los CIE y en un nuevo proyecto de centro. Ha añadido que una vez que se lleve a cabo se convocará a todos los grupos políticos para que puedan dar su opinión.

Según el ministro, la situación de los CIE mejorará con la creación de estos tres nuevos centros. “La idea que tenemos es sacar a los policías de dentro y que otro tipo de persona con otra cualificación sea la que se encargue de los internos dentro, y que la Policía se ocupe de sus misiones fuera”. El ministro ha añadido también que estos centros son necesarios porque son “una herramienta para controlar la política migratoria que tiene la UE”.

Los CIE, denunciados por violar los derechos humanos
Los Centros de Internamiento de Extranjeros son edificios públicos no penitenciarios, pero de gestión policial, donde encierran a las personas que se encuentran en España de manera irregular. En estos centros pueden permanecer privados de libertad durante un máximo de 60 días hasta que se concreta su expulsión a su país de origen. Si en ese tiempo las personas no han sido devueltas, son puestas en libertad.

En España hay actualmente siete Centros de Internamiento de Extranjeros: Aluche (Madrid), La Piñera (Algeciras), Zapadores (Valencia), Sangonera La Verde (Murcia), Barranco Seco (Las Palmas), Matorra (Fuerteventura) y Zona Franca (Barcelona).

Los CIE tienen unas condiciones que llevan siendo denunciadas durante varios años por numerosas ONG y por la Defensora del Pueblo. En diferentes informes, las organizaciones han documentado malos tratos, hacinamiento, incomunicación e indefensión legal de los internos y ausencia de asistencia sanitaria permanente.

Un estudio elaborado por cuatro universidades españolas –Universidad Pontificia Comillas, Clínica Jurídica per la Justícia Social, Dret al Dret y por el Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Valladolid– detalla que las condiciones de vida de los internos varían considerablemente dependiendo del centro en el que se encuentren encerrados, aunque concluye que todos incumplen alguno o varios de los requisitos que establece la normativa vigente.

En diferentes informes, las organizaciones han documentado malos tratos, hacinamiento, incomunicación e indefensión legal de los internos y ausencia de asistencia sanitaria permanente.

Son cada vez más los partidos políticos, las plataformas y los colectivos sociales que exigen el cierre inmediato y definitivo de estos Centros de Internamiento de Extranjeros, ya que entienden que la propia privación de libertad de los internos por solamente una falta administrativa constituye una vulneración de los derechos humanos.

La denuncia de mayor gravedad fue la del caso de la muerte de Samba Martin, encerrada en el CIE de Aluche sin el tratamiento médico adecuado, a pesar de que las autoridades del CIE tenían constancia de su enfermedad. Finalmente, la Audiencia Provincial reconoció que el fallecimiento pudo haberse evitado. A esta tragedia se suman al menos otras tres muertes producidas en el CIE de la Zona Franca de Barcelona.