El País Vasco ya tiene lendakari. Íñigo Urkullu, del Partido Nacionalista Vasco (PNV), fue reelegido en su cargo este miércoles después de recibir el apoyo de los nueve parlamentarios del PSE, que le han permitido obtener la mayoría simple. La jura del cargo se producirá este sábado en las Juntas de Guernica.

En total, Urkullu logró 37 votos, mientras que Maddelen Iriarte, la candidata de EH Bildu, solo consiguió los 18 de su propia formación. Ni Podemos (11 escaños) ni PP (9) han votado a favor de ningún candidato.

Urkullu logra 37 votos a favor, mientras que Maddelen Iriarte (EH Bildu) alcanzó los 18. 

El lendakari ha reiterado su intención de cumplir con el programa pactado con el Partido Socialista de Euskadi (PSE), que incluye un apartado entero dedicado a la búsqueda del autogobierno, y ha propuesto el “diálogo” como pilar clave de su mandato.

“Serán cuatro años fundamentales en los que todos los partidos tendrán mi mano tendida para unir fuerzas al servicio de Euskadi. Hemos presentado un programa concreto y completo que me comprometo a cumplir fielmente”, comentó Urkullu.

El programa pactado con el PSE incluye un apartado entero dedicado a la búsqueda del autogobierno.

Cuatro son los puntos fundamentales de la hoja de ruta de la coalición: empleo y desarrollo, servicios públicos, paz y convivencia, y la puesta en marcha de la llamada agenda vasca, que tiene como fin último la ruptura de las relaciones con el Ejecutivo central.

PNV y PSOE se vuelven a ver las caras al frente del Gobierno vasco después de 18 años. El partido del líder de la oposición, EH Bildu, se ha ofrecido en las últimas semanas como socio para llevar a cabo la deriva soberanista. La candidata abertzale insistió en que las diferencias que los separan son de menor importancia al lado del deseo de independencia del País Vasco.