Francia acercará a presos etarras al País Vasco

La decisión se llevará a cabo a lo largo de las próximas semanas

Protesta frente a la cárcel de Martutene el domingo pasado. Foto: M21

El Gobierno de Emmanuel Macron ha decidido trasladar a parte de los presos que pertenecían a la banda terrorista ETA para que estén más cerca del País Vasco. No llegarán a estar, por ahora, en territorio en español, pero sí en lugares cercanos como Las Landas o los Altos Pirineos. Esto supone un alivio para los familiares de estos presos, sin embargo, la Asociación de Víctimas del Terrorismo ha expresado en una carta su disconformidad.

El Gobierno vasco aplaude la decisión y considera que es un paso muy positivo. El cambio se hará de forma gradual, progresiva e individualizada.

Las conversaciones entre el Gobierno vasco y el francés llevan abiertas desde abril de 2017, cuando la banda terrorista anunció el abandono total de las armas.

Los presos que serán trasladados están cerca de cumplir toda su condena, es decir, que terminará este o el próximo año. El traslado comenzará en las próximas semanas hacia la cárcel de Mont de Marsán, en las Landas, y de Lanmezan, en los Altos Pirineos.

Actualmente, hay cerca de 80 presos etarras distribuidos en 21 cárceles de Francia. Alrededor de la mitad tiene una detención particularmente señalada en el Régimen de Seguridad. Sin embargo, el Gobierno francés estudia la posibilidad de cambiar el régimen en el que cumplen su condena algunos presos y, de esta manera, poder acercarlos al País Vasco francés.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha enviado una carta al presidente francés, Emmanuel Macron, para expresar su disconformidad con la decisión tomada. Argumentan que el hecho de que los presos estén alejados de sus familiares es una consecuencia inevitable de la condena por sus delitos, y se recoge en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Sare, un asociación que lucha por los derechos de los presos, convocó una marcha en Bilbao el pasado 13 de enero a favor del acercamiento de los presos al País Vasco. Además, prepara una en Madrid para el próximo mes de octubre, como consecuencia del éxito que tuvo la de Bilbao. El objetivo es “trasladar la situación de los presos de ETA y sus familiares al resto de España”.

En España, hay 280 miembros de ETA encarcelados. 23 de ellos de ellos se encuentran en prisiones a menos de 300 kilómetros del País Vasco. Los etarras están repartidos en 44 cárceles de todo el territorio español.