Fallece una mujer tras comer en un restaurante con una estrella Michelin

La mujer murió el pasado 16 de febrero, horas después de comer en el restaurante El Riff de Valencia, y otras 29 personas también han presentado síntomas de intoxicación alimentaria.

La seta Colmenilla, ingrediente de uno de los platos del menú, que puede ser venenosa si no se cocina bien.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana ha abierto una investigación a raíz del fallecimiento de una mujer de 46 años tras comer en el restaurante El Riff de Valencia. El Riff es un local de alta cocina que posee una estrella Michelin, pero, tras este episodio, ha cerrado sus puertas hasta que se esclarezca lo sucedido.

Los hechos tuvieron lugar el pasado sábado 16 de febrero, cuando la mujer fue al restaurante junto a su marido y su hijo de 12 años, estos también han presentado síntomas de intoxicación alimentaria como diarrea y vómitos, pero se han recuperado correctamente. Los tres tomaron el mismo menú degustación en el que se encontraba un plato con setas, concretamente la seta denominada Colmenilla, que puede ser venenosa si no se cocina correctamente, y todo apunta a que fue esta seta la que causó la intoxicación.

“He tomado la decisión de cerrar el restaurante hasta que se establezcan las causas de lo ocurrido”, ha anunciado el chef.

El dueño y principal chef del restaurante, Bernd Knöller, ha anunciado que está trabajando para aclarar los hechos y que, mientras tanto, el restaurante permanecerá cerrado. “He tomado la decisión de cerrar el restaurante hasta que se establezcan las causas de lo ocurrido”, ha anunciado el chef.

Varias intoxicaciones 
Sanidad ha confirmado que ya son 29 los comensales que acudieron al restaurante entre el 13 y el 16 de febrero y presentaron los mismos síntomas que indican una intoxicación alimentaria, pero, todos ellos, salvo la fallecida, han tenido una evolución favorable.

La Consejería de Sanidad ha recogido muestras de los alimentos y materias primas con los que se elaboró el menú y se han enviado al Instituto Nacional de Toxicología, aunque todavía no se conocen los resultados definitivos.