EVA, el nuevo AVE más barato que conectará Barcelona y Madrid

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anuncia que esta alternativa que Renfe ofrecerá a partir de 2019 costará un 25% menos que un billete normal de AVE.

Después del AVE convencional y del AVCity, llega la versión más barata de la Alta Velocidad de Renfe. Se prevé que, en menos de un año, EVA conecte Barcelona y Madrid. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció, este martes, el nuevo proyecto de Renfe en El Prat de Llobregat. EVA no tendrá billete físico, ofrecerá conexión a Internet y será combinable con otros medios de transporte. Los responsables del proyecto lo han calificado como “el tren del futuro” y costará entre un 20% y un 25% menos. La diferencia del coste entre ambos viene determinada por el uso de las nuevas tecnologías y la personalización de este.

Es un nuevo AVE que, además de ser más económico, tendrá aires futuristas. El tren estará conectado a una red wifi y la identificación para poder acceder a este se hará a través del reconocimiento facial o el de la mano. Además, contará con un grupo de WhatsApp para sus clientes. Los vagones también se adaptarán a la comodidad de los pasajeros. Estos presentarán una distribución diferente a las del AVE, las mesas serán de seis pasajeros y, seguramente, se prescinda de las pantallas de vídeo, ya que los clientes podrán consumir información desde sus teléfonos móviles y con la red gratuita de wifi.

Aunque los detalles aún están por concretarse para los usuarios de Renfe, EVA contará con tres espacios: uno para mascotas, otro para material deportivo y un área silenciosa. Íñigo de la Serna destacó, durante la presentación del proyecto, que el objetivo principal de EVA es potenciar la usabilidad de la Alta Velocidad en España. Además, este nuevo servicio será compatible con Cercanías y el metro. También, a través de la compra virtual del billete, se podrán contratar otros servicios, como el taxi.

La ruta del AVE que conecta Madrid con Barcelona desde 2008 es una de las más transitadas, con más de 35 millones de viajeros desde su creación. EVA ofrecerá cinco frecuencias diarias por sentido y tendrá una capacidad de 1,05 millones de pasajeros al año. Este es un proyecto que se extenderá progresivamente a otras líneas de Alta Velocidad, pero por el momento, EVA conectará Madrid con Barcelona y tendrá una parada en Camp de Tarragona. Atocha será la estación de la capital que acoja el proyecto, mientras que, en Barcelona, será la estación de El Prat de Llobregat. El Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat ha pedido la redacción del proyecto constructivo de la estación intermodal y la del proyecto básico. Con esta nueva estación, Renfe busca descongestionar la estación de Sants, en Barcelona.