El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, y el ministro de Economía, Luis de Guindos, presentaron este martes el informe Economic Review-2017 Spain. En dicho informe se apunta que el paro juvenil en España roza el 43%, lo que supone más del doble de la tasa de desempleo.

Para la OCDE, existe un riesgo real de que haya una “generación perdida”. El problema afecta a los licenciados universitarios, pero, sin duda, los que peores perspectivas presentan son los jóvenes que no tienen formación, ya que sus posibilidades de acceder al mercado laboral, subraya el organismo, son muy reducidas.

España tiene un 20% de abandono escolar, cifra que contrasta con el 11% de la media de la UE, el 7% de Irlanda o el 5% de Polonia.

Esto, en buena parte, es la consecuencia de que España sea el país de la Unión Europea con una mayor tasa de abandono escolar: un 20%, cifra que contrasta con el 11% de la media de la UE, el 7% de Irlanda o el 5% de Polonia.

“La pobreza también ha aumentado debido principalmente a la falta de empleo de calidad que proporcione suficientes horas de trabajo remunerado y unos ingresos adecuados”, advierte la OCDE en su documento. Este fenómeno, a su vez, está afectando de manera directa a la población infantil, que presenta una tasa de pobreza del 23,4%.