España planea devolver pateras a las costas de Marruecos

Salvamento Marítimo podrá desembarcar en puertos marroquíes a una parte de los migrantes rescatados.

Los guardacostas marroquíes asumirán más rescates.

España podrá desembarcar en Marruecos a aquellos migrantes rescatados en operaciones en la zona de responsabilidad marroquí, siempre y cuando el puerto más cercano no sea uno español.

El Mando Único Operativo ha diseñado esta estrategia bajo la dirección de Félix Blázquez, general de la Guardia Civil. Su objetivo es frenar los flujos de inmigración irregular de las costas del sur de España para cumplir con el objetivo autoimpuesto por el Gobierno de Pedro Sánchez, reducir a la mitad el número de inmigrantes ilícitos.

En 2018, el número de inmigrantes alcanzó un récord de 64.298, y el Estado se propuso reducir esta cifra al 50%. En una reunión de la Comisión Delegada de Asuntos Interiores que tuvo lugar en enero, Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, abogó por gestionar el flujo migratorio de manera “ordenada”, mediante una “cooperación franca y sincera” entre los países de origen, tránsito y destino.

La iniciativa tomada para llevar a cabo este objetivo está ajustada a la legalidad internacional, pues cada país tiene la obligación de auxiliar y atender a los náufragos rescatados en su zona de responsabilidad.

Crítica de las ONG
No obstante, ha habido quejas por parte de las organizaciones humanitarias, que muestran especial preocupación por que no se garantice el derecho a pedir protección internacional a los migrantes devueltos a Marruecos.

Además, Amnistía Internacional objetó que la finalidad de este proyecto es “un paso más en la llamada Fortaleza Europa”, más orientada a “cerrarse a cal y canto y externalizar fronteras que por las personas y sus derechos humanos”.

Del mismo modo, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), ha afirmado que “la actividad de la oficina de asilo y refugio marroquí está paralizada”, y que Marruecos no es seguro para migrantes y refugiados.

Ante esto, la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella Gómez, defendió que la colaboración con Marruecos está centrada en mejorar la capacidad de rescate de los guardacostas marroquíes para que puedan hacerse cargo de sus rescatados.

Mustafa el Jalfi, portavoz del Gobierno marroquí, no negó las negociaciones con España, pero afirmó que el pacto no está cerrado: “lo que sé es que no hay acuerdo”.

La decisión de llevar a cabo esta iniciativa dependerá, en cualquier caso, del resultado electoral del 28 de abril.