España lanza un satélite para mejorar las comunicaciones europeas

El Hispasat 36W-1 ya está en funcionamiento, tras haber sido lanzado, el pasado viernes de madrugada, desde el Puerto Espacial Europeo en Kurú, Guayana Francesa.

Lanzamiento de un cohete en el Puerto Espacial Europeo en Kurú

España ha lanzado el nuevo satélite de telecomunicaciones Hispasat 36W-1. Desde el espacio, servirá una cobertura mejor y más rápida de los servicios multimedia a Europa (incluido España peninsular y Canarias) y Sudamérica.

El Hispasat ya está en funcionamiento, después de haber sido lanzado, el pasado viernes de madrugada, desde el Puerto Espacial Europeo en Kurú Guayana Francesa.

El operador español de satélites de comunicación desarrolló el artefacto, en colaboración con la ESA (Agencia Espacial Europea) y la participación de industrias españolas, con una vida útil de 15 años.

De la nueva máquina espacial destaca fundamentalmente la incorporación del sistema Redsat, que consiste en una antena reconfigurable a distancia y un procesador de señal a bordo que permitirá a Hispasat utilizar, de forma más eficiente, la potencia del 36W-1. De esta forma, será el encargado de dar soporte a las plataformas de televisión de hogar y a la televisión en alta y ultra definición.

Pese a que el satélite ya esté en funcionamiento a modo de prueba y recopilación de información, comenzará a ofrecer sus servicios a partir del mes de abril. Hispasat 36W-1, además de aplicarse para televisión, Internet o telefonía móvil, suministrará banda ancha a actividades sociales como la telemedicina.

Con un coste que ha rondado los 240 millones de euros, el satélite fue enviado al espacio con un lanzador Soyuz. Es la primera vez que este tipo de cohete envía un satélite de telecomunicaciones de más de tres toneladas (3,2 t) a la órbita, a unos 36.000 kilómetros de la Tierra.