España acogerá a los 629 inmigrantes del barco ‘Aquarius’

Pedro Sánchez ha confirmado en un comunicado que abrirá el puerto de Valencia a los náufragos para que "España cumpla con sus compromisos internacionales".

Inmigrantes rescatados por el buque 'Aquarius' en el Mediterráneo. Imagen de Reuters

“Es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer un puerto seguro a estas personas”, ha asegurado Pedro Sánchez. El presidente del Gobierno ha lanzado un comunicado en el que garantiza haber dado una serie de “instrucciones” al Puerto de Valencia para que “España cumpla con sus compromisos internacionales en materia de crisis humanitarias”. Desde La Moncloa, ha informado de que acogerá al colectivo de inmigrantes rescatados en la costa de Libia por el barco Aquarius por un equipo formado por usuarios de Médicos Sin Fronteras (MSF) y Sos Mediterranée.

En total, son 629 refugiados “abandonados a su suerte en el Mediterráneo”, después de que el ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, les negara la entrada a Italia. Ante la precaria situación en la que se encontraban los náufragos, varias ciudades del país retaron al ministro y ofrecieron sus puertos para desembarcar, así como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien hizo lo mismo con Barcelona.

“Es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer un puerto seguro a estas personas”, ha anunciado Sánchez.

“Es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer un puerto seguro a estas personas, cumpliendo de esta manera con las obligaciones del derecho internacional”, ha concluido Sánchez en el comunicado. Poco antes de la difusión del mensaje, el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, anunciaba que convertirse en el “puerto seguro” para esta “operación humanitaria” es una “buena noticia” para España y Valencia.

El Gobierno valenciano ha rescatado un plan de ayuda humanitaria que trató de ejecutar en otoño de 2015 para enviar desde Valencia un barco a Lesbos (Grecia) y acoger a 1.000 refugiados sirios. En este caso, los inmigrantes proceden de países subsaharianos, no de Siria. Hace tres años, se planteó el alojamiento de las personas rescatadas en una red articulada de municipios solidarios. Todavía no se sabe dónde se hospedarán los 629 tripulantes del Aquarius. Por ahora, algunas organizaciones solidarias, entre las que destacan Cruz Roja, Acnur o Cáritas, preparan sus centros y recursos para su llegada.