El PSOE propone más impuestos para equilibrar las pensiones

Nieves Carmona, profesora de Economía de la UFV, no cree que sean una solución real para el problema del fondo.

Fotografía de Julio César Cerletti García.

Pedro Sánchez ha propuesto, durante el Forum Europa celebrado en Madrid el pasado martes, la creación de dos nuevos impuestos para cubrir el sistema público de pensiones. Según los cálculos del secretario general del PSOE, cada uno de los tributos deberían inflar entre “800 millones y 1.000 millones de euros” las arcas públicas del Estado.

El primero de ellos se trata de un impuesto sobre las transferencias financieras. Este pago se parece a la Tasa Tobin, que recibe este nombre por el premio Nobel estadounidense que la propuso en 1971. A pesar de que Pedro Sánchez solo presentara su valor como fuente de ingresos para las arcas públicas, también pretende evitar movimientos especulativos dentro del mercado.

Pedro Sánchez aclara que no son “un invento”, son “exigencias” de la UE.

El segundo de ellos es un impuesto directo y “extraordinario” a la banca española. El socialista defendió que “era lo justo”, ya que los españoles tuvieron que rescatar el sistema financiero durante los años de la crisis económica con 77.000 millones de euros.

Además, también ha resaltado la necesidad de “derogar la contrarreforma del sistema público de pensiones del Gobierno”. Pedro Sánchez ha recordado que “organismos internacionales” denunciaron la práctica del Partido Popular, ya que supondrá “pérdidas en la jubilación para las próximas generaciones de entre el 30% y 40% de su cuantía”.

También ha recalcado que no son “invento” de su partido, sino que son “exigencias” de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI), y ha afirmado que en otro gobiernos, como el de Reino Unido y Francia, ya los aplican. Con estas medidas, el PSOE pretende recuperar el equilibrio en el sistema de pensiones mediante el aumento de ingresos, en vez de la reducción de los pagos “empobreciendo a los pensionistas”.

“España necesita inversión”
Nieves Carmona, profesora de Economía de la Universidad Francisco Vitoria (UFV), cree que la propuesta planteada por el secretario general del PSOE “no es una solución real” para España.

A pesar del parecido entre el primer impuesto propuesto y la Tasa Tobin, Carmona pide concreción. “No ha especificado en qué consistiría (…) una transacción económica va desde sacar dinero de un cajero hasta contratar un seguro”, explica.

Para Carmona, “la banca no debería pagar” la mala administración del Estado.

Aunque aclara que la “gravedad” de lo expuesto por el PSOE recae en el impuesto sobre la banca. “Una subida de las tasas conlleva un aumento inmediato de los ingresos del Estado”, introduce. “Pero esa subida, directamente, no colabora con el crecimiento económico o, incluso, puede frenarlo. Esto último dificultaría la generación de empleo y, por lo tanto, bajaría la posibilidad de aumentar los ingresos”, indica.

Carmona aclara que “aún más” cuando el que se ve afectado es “uno de los protagonistas de la economía: la banca”. La docente explica que “las facilidades crediticias” se verían afectadas, lo que repercute en “una caída de la inversión”. “Ahora mismo, España lo que necesita es inversión”, sentencia.

“La solución es un presupuesto público razonable y sensato”, reflexiona Carmona sobre posibles soluciones, aunque también sería necesario “contener el gasto público”. Dos alternativas que requieren del Estado. Para Carmona, el problema del sistema público de pensiones se debe a “una mala administración” del Estado y que, por tanto, “la banca no debería pagar por ello”.