Celebración anoche en la sede del PSOE. Imagen: Sergio Aguilera.

Los socialistas han alcanzado los 123 escaños y se han hecho con la victoria en las elecciones generales del 28 de abril. El PP ha pasado de 135 diputados en 2016 a 66, en una derrota histórica. Ciudadanos ha subido hasta los 57 y Unidas Podemos ha caído a 42. Vox entra en el Congreso al obtener 24 diputados. Pedro Sánchez se queda a un escaño de sumar la mayoría absoluta con Unidas Podemos, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y algún otro grupo pequeño. Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), con 15 escaños, se ha convertido en la fuerza más votada en Cataluña, con el PSOE en segunda posición. Junts per Catalunya obtuvo siete escaños; PNV, seis; y EH Bildu dobló sus números anteriores y alcanzó un total de cuatro escaños.

Sánchez celebró este domingo su victoria en el balcón de la sede del partido en la calle Ferraz, con cientos de militantes que lo esperaban allí para festejar los resultados. “Once años sin que se escuchara que el PSOE ha ganado las elecciones generales. Hemos hecho que pase”, afirmó Sánchez. “El PSOE ha ganado las generales y, con ello, ha ganado el futuro y ha perdido el pasado”, terminó el presidente, que continúa su mandato en La Moncloa.

Tras conseguir 123 escaños, el PSOE aspira a gobernar en solitario, con apoyos puntuales y sin el respaldo de los independentistas, según han transmitido dirigentes del partido en la mañana posterior a las elecciones. “Vamos a intentar un Gobierno en solitario porque creemos que como partido y como Gobierno la gente nos ha entendido muy bien”, ha afirmado Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno en funciones, en una entrevista en la Cadena Ser.

“No cabe descartar en estos momentos ninguna opción. No hay ninguna prisa en el sentido de tomar ni hoy, ni mañana, ninguna decisión”, afirmó Cristina Narbona, presidenta del PSOE.

Los socialistas inician las negociaciones para la investidura y formación de Gobierno tras la jornada electoral del 28 de abril. Todo indica que podría ser sin Unidas Podemos en el Ejecutivo, ya que se ha dejado ver la intención de ejercer el poder en solitario. Aunque, si los socialistas optasen por pactar con Podemos y los separatistas, hay dos opciones: que lo hagan con Esquerra Republicana de Catalunya, con la que sumarían 15 escaños; o que pacten con Junts per Catalunya y PNV, con siete y seis diputados, respectivamente. El pacto con el PNV ha sido rechazado por el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, quien ha afirmado: “Por ahí no entramos en su momento, dijimos que no íbamos a entrar y no vamos a entrar”. Ábalos ha recalcado también la necesidad de “administrar con la tranquilidad debida el triunfo de ayer y buscar apoyos para una investidura, pero sin precipitarse”.

Cristina Narbona, presidenta del PSOE, ha afirmado que “no cabe descartar en estos momentos ninguna opción. No hay ninguna prisa en el sentido de tomar ni hoy, ni mañana, ninguna decisión”. Pedro Sánchez reúne este lunes, a las 17:00 h, a la Comisión Ejecutiva Federal del partido para hacer balance de las elecciones generales del domingo.

Baja representación del Partido Popular
El Partido Popular solo ha sido capaz de ganar en cuatro provincias: Orense, Salamanca, Ávila y Lugo. El partido de derechas ha perdido territorios que históricamente le pertenecían, con Galicia a la cabeza. Su debacle ha sido tal que incluso Ciudadanos lo adelanta en cinco grandes comunidades autónomas, incluidas las tres con más población: Cataluña, Madrid y Andalucía. El PSOE arrasa en sus feudos históricos, con Andalucía a la cabeza, donde Pedro Sánchez ha obtenido un gran resultado, con el 34% de los votos y 24 escaños, más del doble que el segundo partido.

Esquerra Republicana arrasa en Cataluña
ERC ha sido el partido a la cabeza en Cataluña, ya que ha logrado el 3,9% de los sufragios, lo que supone un total de 15 diputados en el Congreso. Estos datos colocan al PSOE en segundo lugar en esta comunidad. JxCAT, contrariamente a lo que vaticinaban los sondeos, ha perdido un único diputado y tendrán una representación de siete. Las dos fuerzas separatistas sumarán 23 escaños, frente a los 17 que han ocupado hasta ahora. Ambas podrán, además, contar el apoyo de EH Bildu, que ha duplicado su representación, mientras que el PNV ha mejorado su resultado en un escaño y tiene ahora seis diputados.

Vox, con 24 parlamentarios
La derecha de Santiago Abascal entra en el Congreso con 24 escaños, lo que equivale a 2,5 millones de votos y en torno a un 10% de las papeletas. Estas cifran colocan a Vox como quinta formación política. “No os preocupéis porque esto no ha hecho más que empezar”, afirmaba el secretario general, Javier Ortega Smith, ya que el partido afrontará en breve unas elecciones autonómicas y municipales decisivas para su implantación territorial, lo que le permitiría obtener la notoriedad que necesita para tocar el poder.