El PP prohibirá exigir lenguas cooficiales para empleos públicos

Pablo Casado promete una ley para proteger el castellano en las comunidades autónomas con lenguas cooficiales.

El líder del Partido Popular (PP), Pablo Casado, ha anunciado que incluirá en su programa un proyecto de ley para la protección del español en las comunidades autónomas que tienen sus propias lenguas cooficiales. Esta ley también prohibirá que dominar la lengua cooficial sea un requisito excluyente para acceder a un empleo público.

“El conocimiento y uso del castellano será un requisito indispensable para el acceso a un empleo público. Las lenguas cooficiales podrán considerarse un mérito, nunca un requisito excluyente”, afirma la propuesta del programa, según ha publicado el diario El Mundo.

“El conocimiento y uso del castellano será un requisito indispensable para el acceso a un empleo público”, afirma la propuesta del programa del Partido Popular. 

El objetivo de Casado es blindar el uso del español en Cataluña, Baleares, País Vasco, la Comunidad Valenciana y Galicia. El problema de la exigencia de las lenguas cooficiales como un requisito fundamental para acceder a los empleos públicos en estas comunidades ha ido en aumento en el último tiempo. Esto se ha hecho evidente en múltiples ocasiones, en el último mes, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado que Baleares ha excluido de las convocatorias de empleo de Salud a unas 800 personas por no saber catalán. Pablo Casado quiere, con esta modificación, que el español sea la lengua vehicular no solo en la enseñanza, sino también en la Administración Pública. Por eso, la Ley de la Lengua del PP apoyará la idea de “reforzar el carácter oficial del castellano en los actos administrativos”.

El programa también estipula que las comunicaciones públicas deberán hacerse siempre en español, además de en la lengua de la comunidad autónoma, y que las autonomías deberán realizar planes de formación que garanticen la lengua que elija “voluntariamente” cada ciudadano.

Las multas deberán ser en español
El Partido Popular impondrá, además que nadie podrá ser multado si no se le ha comunicado la sanción en español. Con esta medida, el PP busca asegurar el cumplimiento de la norma. Además, las señales de tráfico, los paneles y las placas urbanas e interurbanas “utilizarán siempre, al menos, el castellano”.

El equipo del PP considera que el refuerzo de la lengua común a todos contribuirá a aumentar la igualdad de oportunidades de los españoles, vivan donde vivan y provengan de una autonomía bilingüe o no, bajo esta premisa, la propuesta ha sido presentada como una forma de “cohesión territorial”. El proyecto de ley habla, además, de “desarrollar el artículo 3 de la Constitución”, que protege las lenguas de España, ya que el país es una de los pocas naciones plurilingües que no tiene una Ley de Lenguas Oficiales.