El paro sigue siendo la principal preocupación de los españoles

El paro y la corrupción encabezan la lista de inquietudes de los ciudadanos en España. El tema de Cataluña pierde peso, según el último barómetro del CIS.

Oficina de Empleo de la Comunidad de Madrid

El barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de diciembre indica que la principal precaución de la ciudadanía es el paro. La segunda cuestión que más inquieta es la corrupción. La situación en Cataluña sigue bajando con fuerza. Además de estos asuntos, se ha consultado sobre otros aspectos que permanecen vigentes en gran parte de la sociedad.

El desasosiego de los ciudadanos sobre Cataluña se desploma, según el último barómetro del CIS, baja ocho puntos con respecto al mes de noviembre, exactamente de 24,6% a 16,7%. Este punto desciende del segundo al cuarto lugar como problemas de los españoles. Aunque la brecha social y económica en Cataluña sigue abierta y se avecinan semanas de negociación tras las elecciones del 21-D, el nerviosismo en España ha disminuido, la aplicación del artículo 155 ha estabilizado el sentimiento de la gente.

Las principales cuestiones que más preocupan a los españoles son el paro y la corrupción. El paro se mantiene en cabeza, con 66,8%, por lo cual sube tres puntos de percepción sobre su importancia. Sube levemente la corrupción, con 31,7%, y se presenta como la segunda preocupación de los habitantes nacionales. Los partidos políticos con sus representantes y la economía general del país siguen siendo otros puntos que inquietan a los ciudadanos. Los españoles tampoco se olvidan de la sanidad, la educación, los problemas de índole social o las pensiones, cuya incertidumbre sube con respecto a los barómetros anteriores.

Participación en tareas de voluntariado
Además de las inquietudes principales de los españoles, el CIS elabora una serie de cuestiones para conocer, y posteriormente publicar, datos de participación de los ciudadanos fuera de su ámbito familiar y las ayudas sociales de voluntariado son una de ellas. Hace referencia a los donantes de sangre, ayudas a personas sin hogar, cuidado de enfermos o realización de tareas de protección de animales. La actividad, con gran diferencia, que más destaca es la entrega de alimentos y ropa para personas necesitadas, con un 57,7%, durante el último año. Siguen a esta tarea, con poco más del 12%, las ayudas a personas sin hogar, la defensa de los derechos humanos y la ayuda a personas con discapacidad física y psíquica. Con relación a esta consulta, el CIS pregunta con qué organizaciones participa la gente en esta serie de actividades. Las ONG, con un 40%, y la Iglesia (parroquias), con un 25%, han sido las más solicitadas por la gente que ha decidido ayudar de alguna manera en 2017. La mayor parte de los ciudadanos participan en estas tareas porque se sienten útiles, por realizar un servicio social a la comunidad o por creencias morales, así lo refleja en otra pregunta el CIS.