El Gobierno plantea que la jornada laboral acabe a las 18:00 horas

El director de ARHOE, José Luis Casero, explica qué consecuencias y beneficios puede traer la reducción de las horas de trabajo y la vuelta al huso horario de Greenwich.

Pool Moncloa/J.M. Cuadrado

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha propuesto que la jornada laboral de los españoles acabe a las 18:00 horas. Así lo ha anunciado en la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso. Esta es una medida que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, formuló el pasado mes de abril, cuando estaba en funciones.

Según la ministra, con esta medida se habla de “conciliación”, para que esta no tenga “barreras y para hacer que los horarios sean racionales” en España. La concentración de la jornada laboral se impondrá con la finalidad de lograr “bienestar en el trabajo”.

El horario con el que vive España “es un mal hábito adquirido en los últimos años”, explica Casero.

El director de la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE), José Luis Casero, ha comentado a Mirada 21 que “no se trata de reducir la jornada laboral, se trata de concentrarla para que la gente de los sectores productivos pueda salir a una hora prudencial y hacer con su tiempo libre lo que quiera”.

Además, Casero ha resaltado que el agenda diaria con el que vive España “es un mal hábito adquirido en los últimos años”. En cuanto al horario de la jornada laboral, de la televisión, del tiempo libre, etc., el país es “anómalo, tanto de forma como de fondo”. Según el director de ARHOE, lo es porque “tiene una posición horario que no le corresponde” y porque “se han generalizado los horarios laborales hasta el infinito, confundiendo el horario de trabajo con el del ocio”.

Con la concentración de la jornada laboral, “las personas que tengan hijos podrán educarlos y jugar con ellos”, según Casero.

Como primer paso, “hay que acometer medidas de fondo, como las que el Gobierno plantea (sesibilización, horario de salida del trabajo antes de las seis de la tarde, permiso de paternidad igual que el de maternidad…)”, explica Casero. Después, la segunda fase del proceso es “volver al meridiano de Greenwich, que es el posicionamiento geográfico” que le corresponde a España.

La concentración de la jornada laboral no traerá ninguna desventaja, según Casero. El presidente de ARHOE destaca que unas de las consecuencias de este cambio será una mayor conciliación laboral. “Las personas que tengan hijos podrán estar con ellos, educarlos y jugar con ellos; y las que no, podrán pasar el tiempo haciendo deporte o con sus amigos”.

Otras medidas de empleo
Báñez ha anunciado que en su pacto nacional de empleo está incluida la creación de una “tarjeta social”. Esta permitirá conocer “qué prestaciones y rentas recibe cada persona de cualquier administración pública”. Con esta medida, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social pretende “actuar sobre aquellas personas y familias que no tienen ningún ingreso”.

Asimismo, la ministra de Empleo ha asegurado que apostará “por la diversidad en la empresa, que la potencia y la enriquece”. Para ello, se implementará un Plan Especial de Igualdad, con el fin de acabar con la discriminación entre hombres y mujeres en el ámbito laboral. 2009

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social busca, además, ampliar el permiso por paternidad a cuatro semanas, que estaba en el acuerdo de investidura del PP con Ciudadanos y que lleva en los planes del Gobierno. La formación permanente de los trabajadores es otra de las claves anunciadas por Báñez, que servirá para mejorar la “competitividad de la empresa” y la “empleabilidad de los trabajadores”.