El Gobierno impulsa nuevas medidas para el Sistema Nacional de Garantía Juvenil

Favorecer la inserción de los jóvenes en el mercado de trabajo continúa siendo una prioridad para España que, según el Gobierno, requiere de la concentración de esfuerzos a través de políticas públicas específicas.

Representantes del Ministerio de Empleo y Seguridad Social han alcanzado con los consejeros de empleo de las Comunidades Autónomas (CCAA) en la Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales, un acuerdo para poner en marcha nuevas medidas urgentes para el impulso del Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

Estos encuentros dan continuidad a los celebrados con Comunidades Autónomas e interlocutores sociales, tras la cual, CCAA y agentes sociales remitieron sus observaciones a las propuestas realizadas por el Ministerio. Entre estas medidas acordadas se incluye, entre otras, la simplificación los requisitos que se fijan hasta el momento para poder ser beneficiario del Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

También se permitirá que todos los jóvenes inscritos como demandantes de empleo en los servicios públicos de empleo que cumplan con los requisitos de la Garantía Juvenil sean inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, en el caso de que hubieran participado o estén participando en alguna de las actuaciones previstas por el mismo.

Favorecer la inserción de los jóvenes en el mercado de trabajo continúa siendo, a día de hoy, una prioridad para España, que requiere de la concentración de esfuerzos significativos a través de políticas públicas específicas.

En este contexto, las reformas estructurales que se vienen aplicando en España desde principios de 2012, persiguen cuatro objetivos fundamentales: mejorar la empleabilidad de los jóvenes, aumentar la calidad y estabilidad del empleo, promover la igualdad de oportunidades en el acceso al mercado laboral, y fomentar el espíritu emprendedor.

En febrero de 2013, el Consejo Europeo decidió poner en marcha la Iniciativa de Empleo Juvenil, en el marco financiero plurianual para el periodo 2014-2020, con una dotación de 6.000 millones de euros para apoyar las medidas establecidas en el paquete de empleo juvenil, propuesto por la Comisión Europea el 5 de diciembre de 2012 y, en particular, la Garantía Juvenil.