El Gobierno crea un Erasmus para combatir el nacionalismo

El plan Cervantes permite a los escolares comprendidos entre los 14 y 18 años realizar sus estudios en otras Comunidades Autónomas.

El nacionalismo se combate con cultura. Esta es la conclusión a la que ha llegado el Gobierno, que, ante el problema del independentismo, ha presentado Cervantes, un plan con el que fomentar la “cohesión territorial” entre los más jóvenes. En concreto, el Ejecutivo prevé instaurar un Erasmus nacional para que los escolares comprendidos entre los 14 y 18 años puedan realizar sus estudios en otras comunidades autónomas.

Cervantes servirá para “tener una visión más global de España”, ha explicado Montserrat.

Así lo ha anunciado este martes la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, quien, en su primera comparecencia en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados, ha explicado que “existen nuevos desafíos” en los que “el Estado se ha de adaptar” para cubrir esas “necesidades”, como es el desafío secesionista.

“Cuando hablamos de movilidad, siempre pensamos en salir al extranjero, pero ¿por qué no fomentamos la movilidad dentro de España?”, se ha preguntado Montserrat. Con este nuevo programa, el Gobierno, de la mano del Ministerio de Educación, prevé permitir a las nuevas generaciones “aprender las diferentes lenguas y tradiciones” de los territorios para “tener una visión más global de España”.

En la pasada legislatura, el Gobierno desechó un programa similar al Cervantes, el Séneca. Este planteaba las mismas premisas, pero estaba dirigido a universitarios y no a escolares. Con esta nueva apuesta, el Ejecutivo prevé “brindar” la posibilidad de disfrutar España, “un país que merece la pena conocerlo”, según ha explicado Montserrat.