El Gobierno busca la igualdad y reducir la violencia hacia las mujeres

El pacto firmado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias equipara los permisos de maternidad y paternidad y endurece los delitos sexuales

Pedro Sánches y Pablo Iglesias
Firma de los acuerdos llevados a cabo entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez

Unidos Podemos y el Gobierno mostraron el “11 de octubre” un acuerdo en materias como energía, ciencia e innovación, empleo, vivienda y pensiones. Otro de los temas que quedan reflejados en el documento son los concernientes a la “búsqueda de la igualdad”. Por ello, el texto recoge tres grandes objetivos: la equiparación de los permisos de maternidad y paternidad, blindar que “solo sí es sí”, la simplificación del código penal para considerar cualquier abuso sexual como agresión sexual financiar de manera completa el Pacto de Estado de Violencia de Género.

Los PGE financiarán de manera completa el Pacto de Estado de Violencia de Género.

Uno de los pactos es la igualación de los permisos de maternidad y paternidad Dicho permiso será intransferible y constará de una remuneración del 100% del sueldo. Para disminuir el daño a las empresas -ya que estas deben contratar a otra persona cuando uno de sus trabajadores esté en baja paternal, se ha acordado implementar la medida escalonadamente. Así, en 2019 serán ocho semanas; en 2020, 12 semanas; y en 2021, 16 semanas de baja. La propuesta tendrá un impacto presupuestario de 300 millones de euros en 2019.

Además, se redefinirá la ley para que los conceptos de abuso y agresión sexual se denominen “agresiones sexuales” en ambos casos.  También se reformará el código penal con el objetivo de implementar el “sí explícito” a la hora de tener relaciones sexuales. En este sentido, si la mujer no dice sí, de manera clara, se podría considerar un delito sexual.

 Por último, permitirán a víctimas de violencia de género el acceso a psicólogos a través de una acreditación concedida por un ayuntamiento, sin necesidad de que medie un juez. Las medidas incrementarán un 10% la partida para dicho asunto hasta los 220 millones de euros.También en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) se ha decidido aumentar la financiación del Pacto de Estado de Violencia de Género aprobada durante el Gobierno del PP por la mayoría de las fuerzas parlamentarias, a excepción de Unidos Podemos y EH Bildu. Además se van a devolver las competencias en dicho asunto a los ayuntamientos para tratar de manera más cercana el problema y se duplicarán los fondos destinados a erradicar la violencia de género, hasta los 40 millones en 2019.