Nace Unión 78 para defender la Constitución

El grupo Union78 se ha presentado en el Hotel Wellington de Madrid y tiene el objetivo de movilizar las calles y defender la Constitución de 1978.

Rosa Díez, fundadora y exlíder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), María San Gil, expresidenta del PP vasco, y Fernando Savater, escritor y filósofo, ppresentaron el miércoles 26 de febrero una plataforma cívica llamada Unión 78 con el objetivo de defender los valores de la Constitución de 1978.

Díez y Savater han vuelto a unir sus voces para presentar una plataforma ciudadana con el fin de que tenga el mismo efecto que tuvo en su momento el movimiento ¡Basta Ya! en el País Vasco, y a la que ya han expresado su unión, entre otros, la exlíder del Partido Popular vasco, María San Gil y Jesús Cuadrado, exdiputado del PSOE. 

La plataforma cuenta, también, con el apoyo de Paco Vázquez, exalcalde socialista de La Coruña, el cineasta José Luis Garci y Albert Boadella. 

“Ha llegado el momento de hacer visible en la calle nuestra discrepancia cívica”, afirma Cuadrado. 

El objetivo es “movilizar las calles”, al margen de los partidos, y también a los ciudadanos en defensa del régimen constitucional contra el intento del Gobierno de Pedro Sánchez de “aplacar a los nacionalistas con más cesiones que despedazan España”. Durante el encuentro, propusieron una primera convocatoria en marzo en Madrid, .y admitieron que se realizarán más concentraciones. 

San Gil admitió su “grave preocupación” sobre la organización del actual Gobierno, ya que es “un partido que se ha declarado abiertamente contrario a la Constitución de 1978”, además de “apoyarse en grupos separatistas o vinculados al terrorismo”. Además, el grupo denuncia la actitud “hipócrita” del PSOE, que actualmente “defiende disminuir las penas por sedición del Código Penal y deslegitima la labor de los jueces fiscales”.

“Poco a poco, el Estado se ha convertido en un puzzle territorial y va perdiendo su sentido”, comentó Savater durante la presentación. “Es peligroso porque se puede disolver”, explicó. Además, denunció el “mal trabajo” que se está ejerciendo en Cataluña. “Vamos a exigir que no se nos quiten pedacitos de ciudadanía frente a la voracidad del nacionalismo”, concluyó Savater. 

“Se están creando naciones étnicas que retan el modelo de 1978”, afirma Mejía. 

Rosa Díez apeló a las transmisiones pactadas por el Gobierno con el PNV para que el País Vasco administre las prisiones vascas y la Seguridad Social. Además, reconoció que hay “muchas” sentencias del Tribunal Constitucional que interpretan que eso quebrantará la caja única y “el principio de solidaridad que consagra la Constitución, aunque el Estatuto fije el traspaso”. 

David Mejía, profesor universitario, apeló a la responsabilidad de “los barones del PSOE” y los consideró “incapaces” de no revelarse contra el proyecto de Sánchez. Además, reconoció que se está vulnerando el “espíritu” de la Constitución, a pesar de que el Gobierno afirme que no se traspasan los límites de la legalidad. “Se están creando naciones étnicas que retan el modelo de 1978”, añadió. 

“Ha llegado el momento de hacer visible en la calle nuestra discrepancia cívica”, reconoció Jesús Cuadrado, exdiputado del PSOE. Además, recurrió a la actitud de Sánchez. “Millones de votantes, simpatizantes y militantes (socialistas) se estarán preguntando qué hace el PSOE hoy allí. Hacer el mal es hacer el tonto”, añadió.

Un segundo ¡Basta ya!
Tanto Díez como Savater expresaron a Europa Press “lo bueno” que sería que surgiera en España un nuevo colectivo cívico “al margen de las ideologías”, parecido a ¡Basta Ya!, una plataforma ciudadana que nació en el País Vasco, en 1999.

Algunos de los componentes de aquel colectivo, como Díez y Savater y el profesor Carlos Martínez Gorriarán, crearon años más tarde, en 2007, el partido Unión, Progreso y Democracia (UPyD), que Díez lideró hasta 2015.

Ahora, Díez, Savater y San Gil vuelven a lanzar una plataforma nacional llamada Unión78 para defender “lo esencial”: los valores de la Constitución de 1978, que reconocen estar en peligro con la llegada de Pedro Sánchez a la Presidencia. 

Aunque durante el encuentro se preguntó sobre la posibilidad de que esta organización llegue a las urnas, tanto San Gil como Díez insistieron en que Unión 78 es una plataforma de activismo político “sin pretensiones electorales ni a corto ni a largo plazo”. Además, el grupo se distanció de cualquier grupo político, aunque Cuadrado apeló a los “millones” de votantes socialistas “incrédulos” respecto al comportamiento de Sánchez. “Está en peligro la lealtad constitucional”, concluyó.