Coalición Canaria sanciona a Oramas por romper la disciplina de voto

La diputada en el Congreso desestabilizó los criterios de su partido al votar no en la investidura de Pedro Sánchez y deberá pagar 1.000 euros de multa.

Ana Oramas, durante una sesión de Coalición Canaria

Coalición Canaria ha sancionado a Ana Oramas este martes por su «indisciplina» en la investidura de Pedro Sánchez, pero no le abre expediente. Esta se ha mostrado en desacuerdo con la decisión de su partido hacia el nuevo Gabinete y ha intervenido en el Congreso, donde ha pedido respeto. Además, ha asegurado que no piensa «traicionar a este país ni a sus ciudadanos».

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, se convirtió en presidente del Gobierno debido a la última sesión de investidura. Esta fue posible gracias a los 167 escaños de apoyo.

Sin embargo, la diputada de Coalición Canaria en el Congreso Ana Oramas se saltó las instrucciones de la dirección, ya que decidieron abstenerse, y votó no. Esta resolución ha sido trasladada al Comité Permanente de Coalición Canaria y el martes se acordó la sanción definitiva.

Aunque no se le ha abierto expediente, se ha multado con 1.000 euros a Ana Oramas, quien también debe comprometerse a no volver a desatender las instrucciones de su partido. Además, Oramas comparecerá ante el Consejo Político de Coalición Canaria para dar las explicaciones pertinentes y responder las cuestiones que se le planteen. Así ha anunciado el secretario general de Coalición Canaria, José Miguel Barragán, la decisión. Además, Barragán ha confirmado que es la «máxima sanción que se puede llegar a imponer» y da por zanjado el conflicto por parte del Comité Permanente.

Ante la pregunta de por qué no se le abrió el expediente disciplinario, según marcan los estatutos, el secretario general ha asegurado que «había otra salida para poder resolverlo que no fuese el régimen disciplinario de la organización».

Mientras tanto, Ana Oramas ha pedido disculpas públicamente a su partido, ya que, según ella, debería haber encontrado la forma adecuada para que se conociera su decisión después de 25 años de militante. A pesar de que no recibiese aplausos al final, las redes sociales han calificado su decisión de «valiente».