Ciudadanos propone que los funcionarios no necesiten lenguas cooficiales

Ciudadanos no ha conseguido los apoyos suficientes para que la ley se lleve a cabo.

Albert Rivera. Fotografía: Carlos Delgado.

Ciudadanos ha presentado una nueva propuesta en el Congreso para que catalán, gallego y euskera no supongan un impedimento a aquellas personas que quieren opositar para acceder a un cargo público. Propuesta para la cual, la formación de Albert Rivera no cuenta con el apoyo de otros partidos.

Después de lo sucedido en Baleares, donde se aprobó como condición obligatoria para todo el personal sanitario poseer conocimientos de catalán acreditados por un título, Ciudadanos ha realizado una propuesta en el Congreso en la que se plantea modificar el artículo 56 de la Ley del Estatuto Básico del empleado público. Dentro de los requisitos que se exigen en este artículo está que “las Administraciones Públicas, en el ámbito de sus competencias, deberán prever la selección de empleados públicos debidamente capacitados para cubrir los puestos de trabajo en las Comunidades Autónomas que gocen de dos lenguas oficiales”.

“Perseguimos que se garantice la igualdad de acceso en el empleo”, declaró Albert Rivera, líder de Ciudadanos.

La propuesta de Ciudadanos pasa por añadir que el conocimiento del catalán, euskera y gallego debe ser considerado un mérito a valorar y no suponga una barrera a la hora de acceder a un puesto de trabajo en una entidad pública. El fin que persigue el partido liderado por Albert Rivera, Ciudadanos, que no ha encontrado apoyos para llevar a cabo la medida propuesta, es “que se garantice la igualdad de acceso en el empleo” a la vez que prevenir que se repitan situaciones como la ocurrida en Baleares, donde la sanidad pública se está viendo afectada. También quieren evitar que una autonomía pueda implantar una lengua en su territorio, de forma que se produzca una “discriminación lingüística”.

Para esta propuesta también han recurrido al artículo 25 de la Constitución, en el que se dice que todos los españoles se deben encontrar en igualdad de derechos para acceder a un puesto de trabajo. Sin embargo, no han contado con el apoyo de ningún otro partido ya que el Partido Popular (PP) considera que la normativa actual funciona bien, el Partido Socialista (PSOE) cree que esta propuesta solo busca “réditos electorales” y los demás partidos han criticado la propuesta incluso antes de su tramitación.

En su argumento a la hora de defender su propuesta, José Manuel Villegas, encargado de exponerla en el Congreso, recurrió a un ejemplo: “Para un profesor que enseñe catalán tendrá que ser un mérito que tenga mayor peso, es posible que en la oposición tenga que figurar como un requisito previo. Pero no se le podrá exigir a un cirujano, o el mérito valdrá menos que si es un profesor de catalán”.