CIS: El PSOE ganaría en 10 de las 12 comunidades autónomas el 26-M

Cantabria y Navarra son las únicas comunidades es la que no vencen los socialistas, según el organismo.

Foto: PES Communications (vía: Flickr)

Segundo golpe sobre la mesa del PSOE. Según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), los socialistas vencerán en 10 de las 12 comunidades autónomas que el 26 de mayo celebran elecciones. Los datos recopilados por el organismo reflejan la victoria del PSOE en todas las regiones, salvo en Cantabria, donde el Partido Regionalista de Miguel Ángel Revilla consagraría el primer triunfo electoral en su historia; y Navarra, donde la coalición de PP, Ciudadanos y UPN (Unión del Pueblo Navarro) conseguiría la mayor cantidad de votos.

La encuesta del CIS (realizada antes de que los españoles votasen en las elecciones generales del 26-A) penaliza, principalmente, al Partido Popular, que perdería en las nueve comunidades en las que ganó en 2015, frente al PSOE, que pasaría de ninguna a diez y que alargaría su buena dinámica. El único dato positivo que sacan los populares del estudio es la frenada de Ciudadanos. El partido naranja no obtendrá más escaños que ellos en ninguna comunidad, pese a quedarse a tan solo 200.000 votos en las municipales.

En la actualidad, el partido de Pedro Sánchez gobierna en cinco de las 12 comunidades en las que habrá elecciones (Aragón, Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha y Extremadura), mientras que el PP lo hace en el resto (Cantabria, Castilla y León, La Rioja, Madrid y Murcia), a excepción de Canarias y Navarra, donde gobiernan los partidos nacionalistas (Coalición Canaria y Geroa Bai).

Comunidad de Madrid
El PSOE acabaría con 24 años de hegemonía del PP y volvería a gobernar en la Comunidad de Madrid. Los socialistas, junto con el apoyo de Podemos y Más Madrid, sumarían entre 66 y 75 escaños en la Asamblea de Madrid, mientras que la posible alianza entre PP, Ciudadanos y Vox alcanzaría 65, en el mejor de los casos. De esta forma, Ángel Gabilondo se convertiría en el primer presidente socialista desde Joaquín Leguina Herrán.

El PSOE sería la primera fuerza, con el 26,1% de los votos, seguido de PP (22,9%) y Ciudadanos (16,4%). El CIS cifra en 27,6% el número de madrileños indecisos, y en 6,6%, el de abstenciones.

Aragón
El PSOE tendría que pactar en la comunidad aragonesa para reeditar su Gobierno. El CIS prevé que los socialistas lograrán entre 20 y 22 escaños, por lo que necesitarían llegar a un acuerdo con Podemos (entre 10 y 12) y, posiblemente, a Izquierda Unida (3) y Chunta Aragonesista (0-1) para sumar la mayoría absoluta, que se sitúa en los 34 escaños.

El centro-derecha, liderado por el PP (26,4%) y Ciudadanos (12,7%), quedaría lejos de la mayoría absoluta. Ni pactando con el Partido Aragonés Regionalista (PAR) superarían los 33 escaños. Aun así, el número de indecisos en la comunidad aumenta hasta el 36,9%, mientras que el de abstenciones queda en el 7%.

Asturias
Otra comunidad autónoma en la que, según el barómetro del CIS, los socialistas seguirán gobernando. Los datos del organismo presidido por José Félix Tezanos ofrecen la posibilidad de que el PSOE (15-18) solo necesite a Podemos (7-9) para alcanzar la mayoría absoluta en el Principado, que se ubica en los 23 escaños. De no ser así, IU podría formar parte del pacto, y sumar entre cuatro y cinco diputados. El 31,7% de los asturianos están indecisos y el 10,5% se abstendrá.

Baleares
El PP perdería por primera vez una elecciones autonómicas en Baleares y materializaría el peor resultado de su historia, con solo 16 escaños, en el mejor de los escenarios (en 2015 obtuvo 20). Según el CIS, el PSOE lograría entre 17 y 19 diputados y gobernaría junto con Podemos (7-8) y los nacionalistas Mès (7-8).

Ciudadanos sería el partido político que más crecería —de dos escaños a diez—, pero el auge de la formación naranja en Baleares no sería suficiente para pactar con los socialistas. Vox se jugaría entrar en Parlamento de las Islas Baleares. El número de indecisos es del 28,2% y el de abstenciones, de 12,7%.

Canarias
Los socialistas desbancarían a Coalición Canaria (CC) como líderes del Parlamento canario, con el 27,8% de los votos. El PSOE conseguiría entre 20 y 23 escaños (15 en las elecciones de 2015), frente a la caída de CC, que lograría entre 12 y 15, lejos de los 18 que tiene en la actualidad. Con estos resultados, los socialistas tendrían la opción de pactar con Podemos y Nueva Canarias, o bien volver a formar gobierno con CC.

El Partido Popular perdería entre uno y tres diputados (9-11), mientras que Ciudadanos (6-8) conseguiría representación parlamentaria en Canarias por primera vez. Vox podría lograr un escaño. Los datos reflejan un 14,4% de abstenciones y un 13,8% de indecisos.

Cantabria
El Partido Regionalista de Cantabria (PRC) haría historia y vencería, con el 33,8% de los votos. El partido de Miguel Ángel Revilla conseguiría entre 12 y 13 escaños y podría elegir entre PP (8-10) y PSOE (5-7) para alcanzar la mayoría absoluta en la Asamblea Regional de Cantabria. Ciudadanos y Podemos se quedarían con dos o tres escaños, y Vox entraría con uno o dos. El barómetro del CIS refleja un 32% de indecisos y un 9,3% de abstenciones.

Castilla-La Mancha
Emiliano García-Page volvería a ganar en territorio manchego, con el 40,3% de los votos y podría conseguir la mayoría absoluta, que está en los 17 escaños. El barómetro del CIS da al PSOE entre 16 y 18 escaños, frente a los 11-14 del PP. En el peor de los casos, los socialistas podrían pactar con Podemos (2-3) o Ciudadanos (2-3). El CIS cifra en 27,7% el número de indecisos y en 6%, el de abstenciones.

Castilla y León
Los socialistas vencerían con un 32,9% de los votos a los populares, quienes conseguirían el 30,4%. Los datos del CIS darían una victoria clara del PSOE, pero no asegurarían la investidura de Luis Tudanca. La izquierda, conformada por IU, Podemos, PSOE y Unión del Pueblo Leonés, llegaría, en el mejor de los casos, a los 41 escaños necesarios para gobernar, mientras que el centro-derecha, formado por PP, Ciudadanos y Vox podría alcanzar hasta los 43 diputados. La cifra de indecisos asciende hasta el 27,7% y la de abstenciones, hasta el 6%.

Extremadura
Guillermo Fernández Vara seguiría presidiendo la Junta de Extremadura, con el 43,2% de los votos, y el PSOE se quedaría a las puertas de la mayoría absoluta, que está en 33 escaños. El barómetro del CIS da entre 30 y 32 diputados a los socialistas, que podrían pactar con Podemos (7-8) o Ciudadanos (5-6). Los populares perderían 6-8 diputados y bajarían hasta 19-21. Vox no tendría representación parlamentaria. El 3,5% de los extremeños se abstendrá.

Murcia
El PP se llevaría uno de los peores golpes en la Región de Murcia. De quedarse a un escaño de los 22 que marcan la mayoría absoluta en 2015, a casi perder la mitad de sus diputados (12-14). En el otro lado, los socialistas, que, con el 31,1% de los votos, ganarían las elecciones. Aun así, el barómetro del CIS abriría la posibilidad de que Vox, PP y Ciudadanos repitiesen el pacto de Andalucía. La suma de los tres partidos sumaría, hasta en la peor de las estimaciones, los 23 escaños necesarios para gobernar en la Asamblea de Murcia.

La Rioja
Los socialistas vencerían en territorio riojano, con el 36% de los votos, después de dos décadas y media. Las estimaciones del CIS dan entre 12 y 14 escaños al PSOE, que, en el mejor de los casos, podría elegir entre gobernar con Podemos (2-3) o con el Partido Riojano (2-3), y, en el peor de los casos, lo haría con ambos. El PP (11-13) perdería entre dos y cuatro diputados, y Ciudadanos (3-4) uno o ninguno. El CIS cifra en 31% el número de indecisos.

Navarra
Navarra Suma (PP, Ciudadanos y UPN) lograría la victoria, con el 30,2% de votos, pero se quedaría lejos de los 26 escaños necesarios para gobernar. La segunda fuerza política sería el Partido Socialista de Navarra (PSN), con entre 11 y 13 diputados. Los socialistas tendrían que hacer cálculos para gobernar y elegir entre Geroa Bai (7-9), EH Bildu (7-8), Podemos (6) e Izquierda-Ezkerra (1-2). El número de navarros indecisos es del 23,7%.