Un joven es imputado por enaltecer el terrorismo en Twitter

Los riesgos de publicar mensajes ofensivos en las redes sociales vuelven a llevar a juicio a un hombre.

José C.V., de 22 años, ha sido llevado a declarar a la Audiencia Nacional por enaltecimiento del terrorismo tras una serie de tuits amenazando al presidente de España, Mariano Rajoy, y reírse de las víctimas de ETA. El joven ha pedido perdón y asume la condena de seis meses de cárcel, si esa termina siendo la sentencia. También ha pedido disculpas por Twitter tras hablar con su abogado.

Una serie de tuits en la cuenta personal de este joven le han llevado a juicio. José propuso poner una bomba a Mariano Rajoy, frivolizó sobre las víctimas de ETA e hizo chistes sobre estas. Además de poner en la red social de Twitter un mensaje que decía: “Gora ETA”. A pesar de todas estas sentencias, José afirmó que “no quería insultar” y que “solo fue un cabreo ocasional”. Para el joven, su perfil de Twitter era una “vía de desahogo”.

Durante el juicio, ha reconocido haber publicado tuits ofensivos hacia Miguel Ángel Blanco como “faltan tiros en la nuca” o “tiene la nuca como los delfines”. También puso en Twitter mensajes hacia Irene Villa. Miguel Ángel Blanco e Irene Villa fueron víctimas de ETA. José ha pedido disculpas ante el juez y públicamente por sus comentarios y ha reiterado lo siguiente, “pido perdón también; si tengo que hacerlo dos veces, no me importa”. Además de arrepentirse, ha asumido la condena si finalmente se queda en seis meses de cárcel. Tampoco se opondría a la absolución. Si pide reducir más la condena sería añadida una multa económica y no podría pagarla debido a sus ingresos, por lo que tendría que ir a la cárcel en caso no pagar alguno de los plazos de la sanción. Esta opción ha sido descartada por el abogado y por el propio José.

Algunos tuits pasan desapercibidos
Hay casos que son más sonados, como los chistes hacia Carrero Blanco, político durante la dictadura de Franco. Es el caso de una mujer que en el mes de marzo fue condenada a un año de cárcel. Tras conocer el veredicto del juez, hizo saber su malestar en público, ya que no le parecía correcto ir a la cárcel por hacer chistes sobre un “dictador”. Pero no todos estos sucesos son llevados a juicio. Por ejemplo, el caso más conocido en los últimos días ha sido el de un usuario de Facebook que publicó una fotografía donde aparecía una fosa con cadáveres de soldados republicanos de la Guerra Civil, acompañada de un mensaje que decía la siguiente: “ya tengo mi puzzle 3D”. Este último hecho no será llevado ante el juez.