“¿Y si hacemos algo más grande?”

Esta es la historia de Kevan, el joven que dejó su silla de ruedas y recorrió Europa gracias a sus amigos

Kevan es un joven de 30 años que vive en Fort Wayne, Indiana, a quien le apasiona la literatura, se dedica a editar guiones de radio y a escribir libros de ficción y estudios bíblicos. Sin embargo, ahora se está concentrando en un nuevo libro de temática totalmente diferente. Está escribiendo sobre el viaje que emprendió con sus amigos Tom, Philip, Ben y Robbie. Cuenta que aún no tiene un título para su libro (que saldrá en 2017) y aunque tiene varias ideas para este, quiere mantenerlo en discreción hasta tenerlo definido.

kevan2En una entrevista por Skype que Kevan concedió a Mirada 21, contó que ya había hecho actividades similares con sus amigos y una mochila especializada, pero no fue hasta hace un año y medio que les hizo la pregunta: “¿Y si hacemos algo más grande?”. Kevan cuenta que los tomó por sorpresa sin saber cómo sería de grande el viaje que emprenderían. No fue hasta el verano pasado cuando se aventuraron por Europa. Francia, Inglaterra e Irlanda eran tres países muy significativos para Kevan. A él le hacía ilusión ir a Francia porque allí vivió el músico Django Reinhardt, a quien admira mucho porque a pesar de su discapacidad pudo superar sus obstáculos para hacer lo que a él más le gustaba. Quiso ir a Inglaterra porque sus autores favoritos son ingleses y le apetecía conocer los lugares que les inspiró a escribir las obras que a él tanto le encantan. Y de Irlanda quiso conocer la isla Skellig Michael, la cual tiene un monasterio del siglo VI en la cima, puesto que mucha gente le había dicho que era indescriptible, que tenía que verlo él mismo.

Compraron una mochila que usualmente sirve para cargar bebés en una tienda llamada Deuter y la modificaron para adecuarla al cuerpo de Kevan, para que fuese más cómoda y segura. Fue un proceso que empezaron en marzo y que hasta justo antes del viaje seguían alterando para que quedase perfecta.

facebook.com/wecarrykevan "Al profundizar en el capítulo sobre nuestra caminata irlandesa, me doy cuenta de que la islaSkellig Michael es a la literatura lo que Don Quijote es al cine." -Kevan.
facebook.com/wecarrykevan
“Al profundizar en el capítulo sobre nuestra caminata irlandesa, me doy cuenta de que la isla Skellig Michael es a la literatura lo que Don Quijote es al cine.” –Kevan.

“Fue un proceso de intentar y fallar varias veces, hasta que lo conseguimos”, cuenta Kevan.

Kevan también comentó que en Irlanda por poco tuvieron un accidente automovilístico en el que se quebró la nariz. Sin embargo, aparte de eso dice que lo pasaron muy bien, “¿Qué es de una aventura sin algunos baches a lo largo del camino?”, agregó Kevan. Relata que lo mejor de su viaje fue el grupo de amigos con los que tuvo la oportunidad de ir: “es un sueño poder pasar tres semanas con tus mejores amigos viajando por Europa”. Cuenta que aprendió mucho sobre la confianza, pues todo el tiempo dependía de las habilidades de los amigos que lo cargaban. Para Kevan, el viaje significó salir de su zona de confort.

“Aprendí a dejar ir las cosas que no puedo controlar”, explica Kevan.

Kevan y sus amigos han hablado sobre seguir emprendiendo viajes alrededor del mundo, sin embargo en estos momentos están enfocados en ayudar a los demás. Están creando una organización sin fines de lucro para favorecer a personas con discapacidades similares a las suyas.

Desde que decidieron hacer un viaje tan largo, quisieron documentarlo y fueron con dos camarógrafos, Luke y Jamison, quienes también se convirtieron en sus amigos. Durante el viaje se dieron cuenta de que la historia valía la pena por la enseñanza que deja sobre la verdadera amistad y la voluntad de ayudar al prójimo. Próximamente habrá un documental sobre esta inspiradora historia.