Una obra de Banksy se autodestruye en plena subasta

Esta, valorada en 1,4 millones de dólares, comenzó a triturarse instantes después de ser cerrada la venta.

Una de las más famosas creaciones del artista británico Banksy, Girl With Balloon (Niña con globo) es autodestruida en apenas cinco segundos tras haber sido subastada por 1,4 millones de dólares (1,2 millones de euros, aproximadamente)  en la casa de subasta Sotheby’s durante la feria londinense de Frieze.

La obra Girl With Balloon, que muestra a una niña tratando de alcanzar un globo rojo con forma de corazón,  quedó hecha pedazos la noche del pasado viernes 5 de octubre  para sorpresa de los que acudían a la venta.

La pieza apareció por primera vez en 2006, pintada en la pared de Great Eastern Street en Shoreditch, un barrio londinense. Sin embargo, la obra subastada consistía en una copia de espray sobre lienzo. Esta había sido vendida por más de 1,4 millones de dólares tras una competición entre dos postores. Después de la adjudicación de la obra se oyó el salto de una alarma, que indicaba el comienzo del despiece de esta.

La mitad inferior del lienzo había quedado hecha trizas por una trituradora a control remoto integrada en el interior de su marco. Banksy publicó en su cuenta de Instagram una imagen del momento, la cual ya ha acumulado más de un millón de “me gusta” y 22.000 comentarios, acompañada de la descripción “Marchándose, marchándose, se marchó…”.

View this post on Instagram

Going, going, gone…

A post shared by Banksy (@banksy) on

Durante la tarde del sábado 6, el artista callejero subió un video a la misma plataforma que, además de mostrar la confusión generada en la sala tras la autodestrucción de la obra, confirmaba la autoría del propio Banksy. En el vídeo afirmaba que “hace un par de años instaló secretamente una trituradora dentro del marco por si alguna vez llegaba a subastarse”.

Sin embargo, todavía se tienen dudas sobre quién está tras este suceso verdaderamente. “Girl With Balloon”, no estaba incluída en la lista de objetos a subastar proporcionada por Sotheby’s, algo que rara vez ha ocurrido, y además fue la última pieza en subastarse ese día. El marco de la obra era inusualmente ancho para el lienzo que contenía en su interior y posiblemente más pesado al incluir también una trituradora, en definitiva pequeños detalles que especialistas de una casa de subastas podrían haber percibido.