Una investigadora del CSIC descubre un gusano que come el plástico

Federica Bertocchini, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, encuentra la solución al problema de la lenta degradación del polietileno.

A veces, no hay mejor hallazgo que el descubierto por casualidad. Esto es lo que le ha pasado a Federica Bertocchini, investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Cantabria. La italiana ha encontrado, de esta manera, la solución al problema de la lenta degradación del plástico: los gusanos de cera (Galleria mellonella).

La investigadora, aficionada a la apicultura, vio gran cantidad de estos gusanos en sus panales, los cuales se alimentaban de la cera y la miel de las abejas. Para limpiarlo, recogió los insectos, los metió en una bolsa de plástico y la dejo en la caseta. Al regresar se topó con algo inesperado: los insectos habían escapado de la bolsa en la que estaban encerrados, dejándola llena de agujeros.

Bertocchini comenzó un proyecto, dentro del CSIC, para averiguar cómo estas lombrices habían conseguido atravesar la bolsa. La investigación, en colaboración con Chris Howe y Paolo Bombelli, de la Universidad de Cambridge, ha revelado que los gusanos de cera no solo se alimentan de la cera y la miel de las abejas, sino que también son capaces de degradar el polietileno, material del plástico con el que se fabrican bolsas de la compra, envases, etc.

El problema de la degradación del plástico es mundial. Al año, se generan más de 100.000 toneladas de residuos provenientes de este material. El principal inconveniente que ofrece el polietileno es lo lento que se desintegra, de 100 a 400 años, en los casos más resistentes.

Este descubrimiento podría ser el primer paso para eliminar este tipo de material de una forma natural y mucho más rápida. “Hemos realizado muchos experimentos para comprobar la eficacia de estos gusanos biodegradando polietileno”, explica Bertocchini mediante un comunicado.

El estudio demuestra la rapidez con la que actúan estas lombrices: “100 gusanos de cera son capaces de biodegradar 92 miligramos de polietileno en 12 horas”.