Un ingeniero español, premiado por desarrollar modelos contra la contaminación

El Ministerio Federal de Educación e Investigación alemán entrega a Rubén Mocholí un galardón durante los Green Talent Awards de este año.

Rubén Mocholí Montañés, ingeniero valenciano, ha recibido un premio en los Green Talent Awards por su trabajo en la elaboración de modelos matemáticos para reducir las emisiones de CO2 industrial. Los premios Green Talent son un foro internacional para avances en el desarrollo sostenible que organiza el Ministerio de Educación e Investigación de Alemania y busca promover el intercambio de ideas verdes innovadoras entre países.

Mocholí nació en Valencia y se formó como ingeniero industrial en la Universidad Politécnica de Valencia. En la actualidad, reside en Suecia y lleva siete años en Escandinavia trabajando en el desarrollo de sistemas matemáticos para reducir el consumo energético y las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que genera la industria.

La producción energética genera un 60% del total de emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global. Según un estudio, realizado por Iberdrola, sobre los efectos ambientales de la producción y distribución de energía que desarrollaron con el fin de determinar acciones para su control y corrección, el incremento de las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero causa una concentración atmosférica de estos gases que supera a la natural, dando lugar a una variación en las temperaturas, con las consecuentes alteraciones para numerosos ecosistemas, según la opinión mayoritaria de la comunidad científica y la confirmación del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC).

El trabajo de investigación del ingeniero español se centra en el sector de la energía y, específicamente, en la industria de centrales térmicas de cogeneración de calor y electricidad y en el sector de producción primaria de acero.

Su investigación le ha convertido en el ganador de uno de los 25 premios Green Talents, que se disputaban entre 837 aspirantes de 21 países.

Mocholí ha conseguido desarrollar modelos digitales gemelos que pueden ser utilizados como estrategias que permitan a las centrales energéticas introducir más energías renovables en sus procesos de producción y que les resulte rentable, con el fin de reducir el derroche energético y las emisiones de CO2, y de fomentar su reutilización.