París defiende la vida

La capital francesa fue sede el pasado 20 de enero de la 13ª manifestación en defensa de los no nacidos. Contó con la presencia de 50.000 personas, según datos de la organización, y llevó los colores de Argentina, por considerarla un ejemplo a seguir en la conservación de la vida.

La capital francesa fue sede el pasado domingo 20 de enero de una manifestación en defensa de la vida, la 13ª edición que se realiza en este país. Este año, el encuentro, bajo el lema “De la sombra a la luz”, contó con una concurrencia de 50.000 personas, según fuentes de la organización. El objetivo de la movilización fue: “Despertar las conciencias sociales y políticas sobre la necesaria protección y defensa de la mujer, la maternidad y la vida de cada ser humano como de cada uno de nosotros”.

“Despertar las conciencias sociales y políticas sobre la necesaria protección y defensa de la mujer, la maternidad y la vida de cada ser humano como de cada uno de nosotros”, este fue el objetivo de la marcha.

Este año, en el que en Francia se debaten la revisión de las leyes de bioética, el tema principal elegido por los organizadores para la movilización fue la defensa de la cláusula de conciencia de los médicos que no quieran realizar abortos. Para ello piden “la implementación de políticas de salud pública que protejan la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural” y que Francia centre sus esfuerzos en “reducir drásticamente el número de abortos”, ya que en el país, actualmente, se realizan 220.000 abortos por año. Además, el encuentro reclamaba la prohibición de la eutanasia en el país, porque consideran que toda persona tiene derecho a estar acompañada en los últimos momentos de su vida.

La planificación de la marcha estuvo a cargo de la organización March for Life, creada en 2005 para promover la vida, y estuvo apoyada por el Papa Francisco, por el arzobispo de París, Michel Aupetit, y por representantes de países como España, Holanda, Polonia, Portugal, Alemania, Italia, Reino Unido y Argentina. De este último tomaron los colores, al considerar que es un referente en la defensa de la vida.