Mutua Madrileña lanza los V Premios al Voluntariado Universitario

Con esta iniciativa, la entidad busca reconocer, promover y apoyar la labor más solidaria de los jóvenes españoles.

La Fundación Mutua Madrileña ha lanzado la V edición de los Premios al Voluntariado Universitario. Con esta iniciativa, la entidad busca reconocer, promover y apoyar la labor más solidaria de los jóvenes españoles. La convocatoria está abierta desde el 1 de junio hasta el próximo 31 de octubre.

En esta nueva edición, los estudiantes pueden presentar sus iniciativas de voluntariado, impulsadas por grupos de un mínimo de tres personas. Todos los participantes deben estar matriculados en alguna universidad española y cursando sus estudios actualmente o haber finalizado hace menos de dos años.

La temática de los proyectos de voluntariado es libre, puede optar al premio cualquier propuesta que busque la mejora de algún colectivo, tanto dentro como fuera de España: niños, ancianos, inmigrantes, personas con discapacidad, personas sin techo, animales, etc. Asimismo, estos deben estar vinculados a entidades sin ánimo de lucro (ONG o fundaciones). Además, otro requisito fundamental es que las iniciativas planteadas en el concurso deben estar en marcha o programadas para antes del 31 de marzo de 2018.

Mutua Madrileña ofrece 35.000 euros a repartir entre los seis proyectos vencedores. La iniciativa ganadora recibirá 10.000 euros mientras que las otras cinco propuestas finalistas obtendrán 5.000 cada una. La fundación asignará el dinero de los premios directamente a las ONG correspondientes, que deberán acreditar que se ha destinado a la iniciativa galardonada.

84 universidades representadas en la IV edición
A la IV edición, el año pasado, concurrieron 117 candidaturas procedentes de 84 universidades, 70 españolas y 14 internacionales, con la participación de cerca de 5.200 estudiantes.

De todos los proyectos presentados, la iniciativa Chagua Maisha, puesta en marcha por la ONG Progress for Africa Spain, junto con estudiantes de las universidades Complutense, Politécnica y Carlos III de Madrid.

El dinero del premio se invirtió en la construcción de un edificio-escuela en el barrio de Born City de Arusha (Tanzania), donde la población carece de los suministros más elementales. Un edificio al que le han dado una doble función: es un colegio y a su vez un espacio comercial para abastecer a sus habitantes de los bienes más básicos y necesarios.