Marie Kondo llega a Netflix

La gurú japonesa trae a la plataforma de contenido multimedia un programa en el que se refleja su famosa forma de organización, el método KonMarie.

Marie Kondo, en la conferencia RISE de Hong Kong en 2016. Foto de RISE en Flickr.

Realizado por: Rocío Correa y Alicia Parente.

Netflix estrenó, el pasado 1 de enero, su nuevo ​reality show: ¡A ordenar con Marie Kondo! Este programa, protagonizado por la conocida maestra de la organización, muestra cómo la japonesa consigue reestructurar las casas y las vidas de familias americanas. En los ocho episodios, de 40 minutos de duración, Marie Kondo enseña al mundo su método KonMari. Esta forma de organización, a diferencia de muchas otras, promueve ordenar por categorías, no por espacios, empezando con la ropa, luego con los libros, ​komono​ (utensilios del hogar) y, por último, elementos personales. Marie Kondo aconseja quedarse solo con aquellos objetos que traigan felicidad y tirar aquellos que ya no transmitan esa energía. También recomienda “darle las gracias por su servicio, y luego dejarlos ir”. La fama de Marie Kondo parece haber estallado tras el estreno de su serie en Netflix. Sin embargo, la gurú japonesa cuenta con años de experiencia en ese campo.

Marie Kondo, nacida en Tokio (Japón) en 1984, creció en una cultura donde las costumbres giraban y giran en torno al orden. Mediana de tres hermanos, asegura que desde pequeña le ha gustado pasar tiempo ordenando. A los cinco años, comenzó a interesarse por las revistas de decoración que compraba su madre, y, a medida que fue creciendo, su vida se acabó fundiendo con el término Katazuke, la filosofía del orden en Japón. De hecho, durante su etapa escolar, pasaba los recreos ordenando las estanterías de su clase. Sin embargo, no fue hasta su época universitaria cuando logró reconocer qué era aquello tan atrayente en el orden: la tranquilidad que le generaba.

Durante todos estos años, ha tratado de hacer llegar al mundo su filosofía, el método KonMarie, a través de dos libros: La magia del orden (2011) y La felicidad después del orden (2015). Ambos han sido bestsellers y se han traducido a idiomas como el español, francés, inglés o el indonesio. Tanta ha sido su influencia, que en 2015 fue reconocida por la revista Time como una de las 100 personas más destacadas.