Los casos de cáncer de piel se incrementan en España

En cuatro años, la cifra de afectados por este tipo de enfermedad ha ascendido un 38%.

Medidas para protegerse del sol.

El número de enfermos por cáncer de piel sigue ascendiendo día a día. Es uno de los padecimientos que menos parece preocupar a la población, pero que puede tener graves consecuencias.

En el Congreso Nacional de Dermatología celebrado en Madrid, los médicos expertos en este campo han aportado alarmantes datos sobre la incidencia de esta enfermedad en la sociedad española.

En los últimos cuatro años, este tipo de cáncer ha aumentado un 38%. Según el presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), Pedro Jaén, este ascenso significa un “incremento de casi el 10% anual”.

Según los datos presentados por esta asociación, cada año se diagnostican alrededor de 150.000 casos en España. Una cifra que se divide entre pacientes con carcinomas basocelular y espinocelular y aquellos con melanomas, la variante más peligrosa. En 2016, 600 personas fallecieron a causa de este último tipo de cáncer de piel, que se suele asociar después con otros tipos de cánceres.

Gracias a los avances científicos, los médicos logran alargar la vida de los pacientes y que la calidad de esta sea mayor. Jaén ha subrayado que, pese al aumento del número de enfermos, las cifras de mortalidad se están manteniendo estables.

Las causas del aumento del cáncer de piel en sociedades como la española son: el aumento de la esperanza de vida, los cambios de hábitos (estética de broncearse, ritmo de vida más rápido, alimentación menos saludable) y una mayor incidencia en pacientes cuyas defensas no funcionan correctamente (déficit de la hormona melanina, entre otros).

Pedro Jaén explicó que la “prevención y el diagnóstico precoz” son de gran ayuda para evitar que sigan aumentando las cifras de enfermos. Para ello, el médico sugirió que se realicen más campañas de concienciación, ya que en un “80% de los casos podrían reducirse con hábitos saludables desde la infancia, como la fotoprotección”. Además, el experto ha señalado que el daño por exposición al sol es acumulativo, por lo que los cuidados deben iniciarse y prolongarse desde los primeros momentos de la vida.

Algunos de los consejos que la Academia Española de Dermatología y Venereología recomienda para proteger la piel, debido a que se aproxima la época estival son: tomar el sol, sin protección, durante 10 minutos todos los días de año para asimilar la vitamina D, pero después utilizar cremas con factor de protección solar, de 30 para todo el año y de 50 para el verano en todo el cuerpo; emplear ropa, como camisetas, gorras y sombreros; evitar la exposición durante las horas centrales del día (entre las 12:00 y las 16:00 horas) y no utilizar cremas solares en niños menores de seis meses (por tanto, exponerlos lo menos posible al sol).