La cerveza se convertirá en artículo de lujo debido al cambio climático

Una investigación de la revista "Nature", sobre la futura desaparición de campos de cebada, pone en alerta a los amantes de la cerveza.

Con el cambio climático, hay manufacturas que se espera que se extingan o que su precio suba debido a la escasez de las materias primas con las que se elaboran. Algunos de estos productos son el chocolate, el café, el plátano, la cerveza, el atún rojo, el vino, la pasta italiana, la miel… Según la revista Nature el precio de la cebada aumentará como resultado de las sucesivas sequías y olas de calor.

Según sus investigadores, la producción de los cultivos de este cereal se verá reducida entre un 3% y un 17%. Además, hay que tener en cuenta que no toda la cebada se destina a la elaboración de cerveza, sino que la mayor parte es utilizada para fabricar piensos para animales. No obstante, estos resultados indican que aún cumpliendo con lo que pide la ONU y si se empieza ahora mismo a revertir el cambio climático, habrá un aumento de los fenómenos climáticos extremos. Lo cual insinúa un conflicto para las próximas décadas: ¿Se prefiere destinar la producción a alimentar a la ganadería o a la elaboración de cerveza? Los resultados del estudio demostraron que la segunda opción resultaría igualmente negativa para la elaboración de cerveza. Un dato importante de la investigación es que aunque el precio de la cerveza subirá en países ricos como Bélgica, Canadá, Dinamarca y Polonia, los consumidores habituales de cerveza estarán dispuestos a asumir este incremento aunque suponga pagar 20 dólares adicionales en el mercado por comprar un paquete de seis latas. Pero como consecuencia también se pronostica que el consumo de cerveza descenderá en los países más pobres, como China.

Irlanda es el país que se verá más afectado, no es el que más cerveza produce pero sí el que va a tener que soportar la mayor subida de precio. El país podría ver cómo el precio de la cerveza aumenta en un 43% en el mejor de los casos, o soportar subidas de un 338% en 80 años. En España, por ejemplo, la producción se reduciría entre un 5% o 10% y los precios se estima que subirían en un 50%. En el futuro, la cerveza se convertirá en un producto de lujo o no esencial pero habrá poblaciones que se adaptarán a la carencia comprando la bebida al precio que corresponda. Además, en España están empezando a cambiar los hábitos de consumo y están creciendo tanto las cervezas importadas como las elaboradas localmente, lo que ha supuesto un incremento de precio.