Eurovisión, una apuesta peligrosa

Eurovisión 2018 ya ha llegado. El evento anual junta, en esta edición, a 43 países pertenecientes a la Unión Europea de Radiodifusión (UER) en la capital portuguesa para que la música conquiste las cadenas de televisión públicas de los estados participantes.

En un ejercicio de resurrección, RTVE está representada por Amaia, ganadora de Operación Triunfo, y su compañero Alfred, quienes interpretarán el tema ‘Tu canción’. A pesar de la ilusión que ha generado la candidatura de los dos españoles en redes sociales, las expectativas no son muy altas.

Chipre parte como favorita en la final, seguida de Israel e Irlanda. La lista la cierran por abajo Eslovenia, Reino Unido y Serbia. España, por su parte, se encuentra en la mitad baja de la tabla, entre Moldova y Austria. Pero, ¿quién mide la sensibilidad del público por cada país? El juego.

“Dos euros”
“Quizás mi primera apuesta fue con 17, o incluso 16, años”, recuerda Manuel (nombre ficticio). En la actualidad tiene 20 años y su apuesta para Eurovisión es Francia, aunque también ha metido “dos euros” a España -“es donde vivo y se paga 120 a 1”-. Las casas de apuestas cifran, en el momento en que se escriben estas líneas, el pago en casi 130 euros por cada euro apostado.

Manuel no es un caso aislado y, menos aún, excepcional. La Federación Española de Jugadores de Azar en Rehabilitación (Fejar) exponía en 2017 que, mientras en 2012 el perfil del ludópata era de entre 35 y 45 años, la media de jugadores había descendido hasta situarse entre los 18 y los 25 años.

El joven de 20 años explica que él no es “un adicto”, pero que sí le gusta echarse “unas partidas a la rule” y hacer alguna apuesta deportiva. O en el caso de estos días, apostar en Eurovisión.

Durante los meses previos a iniciar los ensayos y las semifinales, Israel se encontraba a la cabeza de las casas de apuestas gracias a su tema ‘Toy’, representado por Netta. Pero las semifinales cambiaron la situación del país oriental y es Chipre quien ocupa ahora ese puesto. “¿Francia? Bueno, está bien la canción, pero es que poner dinero en Chipre casi no me daría beneficio”, admite Manuel cuando se le pregunta si le gusta el tema galo ‘Mercy’. Que se paga 11 euros por cada uno apostado.

Un peligro en auge
El Confidencial explicaba que, en solo tres años, el número de locales de apuestas han crecido en un 141% en Madrid. De 185 que había en 2014, a los casi 320 que pueblan ahora la capital. Pero los tiempos cambian, y ya no son las calles las reinas de la ruleta.

En diciembre de 2017, los españoles jugaron 1.100 millones de euros en apuestas a través de Internet. Según datos de la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados, en España hay cerca de medio millón de personas en riesgo de ludopatía.