España, tercer país con más diferencia entre niños y niñas en Matemáticas

Un estudio realizado por la IEA indica que la brecha alcanza los 12 puntos.

Siempre ha existido el tópico de las diferencias académicas entre alumnos y alumnas. Los primeros suelen relacionarse con las materias de disciplina científica, mientras que las segundas destacan más en las letras.

Este hecho ha sido corroborado por el reciente Estudio Internacional de tendencias en Matemáticas y Ciencias (TIMSS), realizado por la Asociación Internacional para el Rendimiento Educativo (IEA), que posiciona a España en el top 3 de países con mayor brecha, según el sexo de los estudiantes de 4º de Primaria (de 9 y 10 años). En Matemáticas, la media obtenida por los alumnos es de 511 puntos, frente a los 499 de las alumnas. En Ciencias los niños han alcanzado los 521 y las chicas, 515. Estas cifras significativas, ya que hay una diferencia de 12 y 6 puntos, respectivamente. Esta diferencia se aleja del promedio de los informes generales de la UE (Unión Europea) y la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), que se sitúa alrededor de los dos puntos.

Aunque en la mayoría de países los niños superan a las niñas en Matemáticas y Ciencias, hay algunos en que ellas han logrado sacar mejor nota como Finlandia, Bulgaria, Noruega, Singapur, Suecia, Lituania y la Federación Rusa.

Este resultado muestra una mejora significativa respecto a los últimos datos conseguidos en 2011, pero España sigue teniendo un problema por la brecha en cuanto a sexos. A pesar de esto, el gobierno ha afirmado que esta mejora en las medias (que aún queda lejos de las puntuaciones de la mayoría de países) es gracias a la aplicación de la LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa). Esto ha sido refutado por la mayoría de medios ya que el informe se basa en estudios realizados en mayo de 2015, cuando todavía no se había aplicado la ley.

En cuanto a alumnos excelentes (aquellos que tienen un cociente intelectual alto para su edad y se muestra en sus calificaciones), España, con un 3% sigue muy alejada de las cifras de la OCDE y la UE, que se sitúan alrededor del 10%.