España, noveno país europeo en términos de igualdad

Suecia y Dinamarca son los primeros en la lista, y Grecia y Hungría, los últimos

La media de la Unión Europea en igualdad entre hombres y mujeres está en un 67,4 cogiendo de referencia una escala del 1 al 100. El último índice de igualdad presentado en Bruselas por el Instituto Europeo de Igualdad de Género (EIGE, en inglés) indica que Europa avanza lento porque solamente ha crecido 5,4 puntos.

España ha mejorado y aparece en el puesto número nueve, con un 70,1. Los países más igualitarios son Suecia (83,6) y Dinamarca (77,5), y los que menos son Grecia (51,2) y Hungría (51,9). “Estamos avanzando en la dirección correcta, pero aún nos queda mucho para llegar a la meta”, señala Virginija Langbakk, directora del EIGE.

La Unión Europea está cerca de la igualdad entre géneros en salud (88,1) y dinero (80,4), pero aún hay mucha desigualdad en el poder (51,9), aunque también es el área que ha progresado más rápido. 

El dominio del poder político ascendió en 24 estados entre 2005 y 2017, con las mejoras en Eslovenia, Francia, Italia y Portugal. La representación de la mujer mejoró desde la aplicación de la cuota, a excepción de Croacia, y los hombres siguen dominando los consejos de las principales empresas y los bancos centrales a lo largo de la UE, según los datos del EIGE. Solo el 16% de las mujeres está representado en los cuerpos de alta decisión de las organizaciones nacionales de los deportes olímpicos.

El informe tiene 180 páginas y se elabora cada dos años. Las áreas son el trabajo (participación, segregación y cualidad de trabajo), violencia (prevalencia, severidad, divulgación), salud (estatus, comportamiento, acceso), tiempo (actividades caritativas, actividades sociales), dinero (recursos financieros, situación económica), poder (político, económico, social) y conocimiento (logro, segregación).

Según EIGE, trabajan para detectar las brechas entre mujeres y hombres, recogen y analizan todos los datos relacionados con la desigualdad para lograr la igualdad entre géneros en la UE y fuera de ella y mejorar la vida de las mujeres y de los hombres. Trabajan en la igualdad de género porque las mujeres tienen un enorme potencial que no se aprovecha por las desigualdades existentes. EIGE afirma que las mejoras generarían hasta 10,5 millones de empleos adicionales hasta 2050 y la tasa de empleo alcanzaría casi el 80% y el PIB per cápita de la UE podría crecer hasta un 10%.