El Papa anima a rezar por los cristianos perseguidos

Según Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), 334 millones de seguidores de Cristo no pueden profesar su fe con libertad.

“¿Cuántos de ustedes rezan por los cristianos que son perseguidos?”. El Papa Francisco anima a los cristianos a unirse a la Red Mundial de Oración del Papa para rezar por las personas que no pueden profesar su fe con libertad. Así lo dice en su mensaje mensual publicado en la plataforma YouTube en colaboración con Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN).

En el vídeo, el Papa insiste en que los cristianos perseguidos necesitan el apoyo de la oración de todos los seguidores de Cristo. No hace distinción entre católicos, protestantes y ortodoxos, pues asegura que “todas las iglesias y comunidades”, a través de los rezos y la ayuda material, deben sentirse amparadas y auxiliadas.

“Sin libertad religiosa, las demás libertades se ven limitadas”, dice Menéndez Ros, director de AIN.

Según el Informe de Libertad Religiosa 2016, una de cada tres personas vive en países donde no puede practicar sus creencias. Además, el estudio demuestra que en el 60% de los 196 Estados analizados hay falta de libertad religiosa. Esto hace que no haya “una verdadera libertad” y que “las demás libertades se vean limitadas”, asegura Javier Menéndez Ros, director de AIN en España.

De todos los países analizados, en 23 se sufre persecución y en 15 se sufre discriminación. Entre los primeros se encuentran Siria, Irak, Afganistán, Somalia, Corea del Norte y Nigeria. Ucrania o Turquía son algunos en los que se margina a los cristianos. La principal causa de esta falta de libertad es el radicalismo islámico, que ataca a los credos minoritarios en 24 naciones. Las otras fuentes de acoso son los estados autoritarios y los nacionalismos y otros grupos fundamentalistas, que no respetan las minorías religiosas en seis y ocho países, respectivamente.

Los cristianos son los más perseguidos
El informe no solo analiza la persecución que sufren los cristianos, sino a la que están sometidas todas las religiones, tanto mayoritarias como minoritarias. El estudio concluye que el cristianismo es la más perseguida en el mundo, ya que uno de cada seis creyentes de este credo vive en países de hostigamiento religioso. Esto significa que 334 millones de bautizados viven en estados donde hay falta de libertad de culto y 60 millones, en naciones con discriminación.