Burger King protagoniza una nueva polémica publicitaria

La cadena de hamburgueserías fue 'trending topic' el 11 de diciembre por una oferta de trabajo que la propia empresa difundió y resultó ser falsa.

Whopper, hamburguesa más representativa del Burger King.

Las polémicas publicitarias han estado siempre presentes en el mercado promocional. Las polémicas campañas publicitarias de Oliviero Toscani para Benetton hicieron de una pequeña tienda italiana una marca internacional, cada vez son más las empresas que apuestan por la mala prensa para conseguir estar en boca de todos y lograr un mayor impacto del que lograrían con una publicidad responsable.

Burger King apostó por esta técnica el año pasado en pleno auge de las fake news, solo que de una forma menos controvertida. La cadena de hamburgueserías lanzó, en vísperas del día de los inocentes (28 de diciembre), una falsa nota de prensa donde anunciaba la españolización del nombre de la marca con una “u” entre la “g” y la “e”: “Burguer King”. Esta noticia solo molestó a algunos medios que llegaron a creérselo y a publicarlo, pero tuvo bastante movimiento por redes sociales.

Requisitos para trabajar en el Burger King
Este año, la broma ha sido algo más comentada, pero no tan alabada. El pasado lunes 11 de diciembre, se difundió por las distintas redes de la empresa y en la contraportada del periódico gratuito 20 minutos una “oferta de trabajo” que (en teoría) buscaba repartidor. Este anuncio venía acompañado de una serie de requisitos indispensables y algo dispares para trabajar para la empresa.

La destreza en videojuegos y las aptitudes musicales eran algunos de los talentos que la oferta de empleo en Burger King requería.

Burger King nunca ha destacado por la preparación académica de sus empleados, por eso sorprendió tanto que algunos de esos requisitos fueran el estudio de grados superiores o los conocimientos en literatura, matemáticas, historia, geografía y política. Aunque la gota que colmó el vaso fueron la “destreza en videojuegos” y las “aptitudes musicales”.

El secreto del anuncio se escondía en letra pequeña al final del cartel, donde ponía en cursiva y entre asteriscos, que la oferta de empleo pertenecía a la campaña Play For The Whopper.

El anuncio se convirtió en trending topic poco después de ver la luz. Fue motivo de burla de muchos usuarios de Twitter, entre los que destaca el diputado de Podemos Íñigo Errejón.

Otros usuarios con menos recriminaciones aprovecharon la ocasión para hacer memes con el cartel, convirtiéndolo en el objeto de burla de la tarde del lunes.

A pesar de la polémica, la campaña se ha viralizado por toda España. Los principales periódicos del país se han hecho eco del cartel y la empresa ha anunciado que está satisfecha con el resultado. El correo del anuncio no ha recibido muchos currículos, por lo que la mayoría se ha dado cuenta de que se trataba de una campaña publicitaria.