Tres militares venezolanos mueren en un enfrentamiento armado

Los miembros de la GNB (Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela) sufrieron una emboscada mientras realizaban una operación del cuerpo castrense en el municipio de Atures.

Nicolás Maduro visita las tumbas de los militares muertos. Fotografía: Eneas De Troya

El enfrentamiento con un grupo paramilitar, que tuvo lugar el domingo 4 de noviembre del ha finalizado con la muerte de tres oficiales de la Guardia Nacional de Venezuela “Alfredo Antonio Zolano Guevara, Robert José Artahona Díaz y José Jean Pierre Martínez Bolívar” y al menos 10 militares heridos.

Tal y como apuntaron algunas organizaciones no gubernamentales, esta emboscada fue, supuestamente, organizada y llevada a cabo por el ELN colombiano (Ejército de Liberación Nacional) y tuvo lugar en la localidad de Picatonal en Amazonas, al sur del país.

Otras fuentes como el Diario de ultimas noticias afirman que “El ataque se produjo luego que los militares capturaran al colombiano Luis Felipe Ortega Bernal, considerado como líder de un grupo paramilitar. Otras tres personas fueron detenidas, entre ellas una mujer, a quienes les incautaron armas largas, cortas y granadas”.

El ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino, informó de que nueve personas se encontraban detenidas por su responsabilidad en el atentado y afirmó, en una declaración pública, que “esto debe ser rechazado por todo el pueblo de Venezuela, por toda la Fuerza Armada, producto de la guerra interna que el Gobierno colombiano no ha sido capaz de resolver a lo largo de 60 años de guerra interna”.

Críticas de la oposición
Desde el pasado lunes 5 de noviembre, diversas fuentes venezolanas han mostrado su descontento con el Gobierno de Colombia y critican su incapacidad a la hora de controlar a los grupos armados que se encuentran en el país.

Además, algunos opositores al Gobierno de Venezuela y acusan a Maduro. “Queremos señalar que la operación de estos grupos paramilitares e irregulares en territorio nacional es claramente con complicidad de la dictadura de Nicolás Maduro, quien no solo les permite ingresar al territorio, sino que además les brinda protección”, dijo PJ (Partido primero Justicia)