Seguridad Nacional reconoce que no hubo injerencia rusa en las elecciones

El subsecretario de la Dirección de Protección Nacional y Programas del Departamento de la Seguridad Nacional, Christopher Krebs, negó este miércoles ante la Cámara de Representantes que tuvieran datos sobre "ataques" de 'hackers' rusos durante las elecciones presidenciales de 2016.

Christopher Krebs responde a las preguntas de los congresistas de la comisión de investigación de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. (Foto: Youtube)

El encargado de supervisar la integridad de las infraestructuras físicas y virtuales del Departamento de Seguridad Nacional (DSN), Christopher Krebs, ha admitido, ante la comisión del Congreso de EE.UU. que investiga la supuesta injerencia rusa en las elecciones que llevaron a Donald Trump a la Presidencia, que no se registraron ciberataques rusos contra los sistemas de votación.

Christopher Krebs ha asegurado que en los 21 estados analizados sí se registraron determinadas actividades, pero destacó que “la mayoría de ellas fueron simplemente escaneos, por lo que definirlas como ataques sería una exageración”. “El escaneo es una actividad habitual que ocurre en toda la Red. Probablemente, esté pasando ahora en sus páginas personales. No lo definiría como ataque”, añadió Krebs. Además, aclaró que lo escaneado “no fue necesariamente el sistema electoral”.

“La mayoría de ellas fueron simplemente escaneos, por lo que definirlas como ataques sería una exageración”.

El exresponsable de ciberseguridad de Microsoft respondió a las preguntas de diversos congresistas. La representante demócrata del 2º distrito de Illinois, Robin Kelly, lo acusó de retrasar la entrega de documentos a la comisión de investigación del Congreso. “No estoy al tanto de ningún retraso”, replicó Krebs, quien explicó que la información provista corresponde al registro de llamadas del DSN, dada la ausencia de pruebas de ciberataques contra los sistemas de votación.

“Lo que hemos visto en la mayoría de los casos es un drive-by”, prosiguió Krebs. “Estás caminando por la calle, llamas a una puerta, pero no sabes lo que hay dentro. La puerta está cerrada; puede que eches un vistazo a la casa del vecino para buscar una llave o puede que no. Siento lo mundano de la analogía, pero eso es todo lo que vimos: un drive-by llamando a las puertas para ver si estaban cerradas”, ejemplificó Christopher Krebs.

La Cámara Baja del Congreso de Estados Unidos dispone desde el inicio de la legislatura una comisión de investigación que estudia la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales. El DSN notificó en septiembre que los ‘hackers’ del Kremlin podían haber tratado de acceder a los sistemas de 21 de los 50 estados durante los comicios del pasado año. Por su parte, Moscú ha rechazado en reiteradas ocasiones cualquier interferencia en las elecciones de EE.UU. y de cualquier otro país.