Pete Buttigieg gana los caucus del Partido Demócrata en Iowa

El presidente del partido, Tom Pérez, reclama un nuevo recuento de los votos tras el caos originado por la aplicación donde se guardaban los datos electorales.

El candidato Pete Buttigieg.

El Estado de Iowa vivió, el 3 de febrero, las primeras primarias demócratas para las elecciones estadounidenses de 2020. Los resultados señalaron como ganador a Pete Buttigieg, candidato moderado, con un total de 26,2% de los votos y 11 delegados. Muy cerca de él se situó el socialista Bernie Sanders, con el 26,1% y el mismo número de delegados. Les siguieron la congresista Elizabeth Warren (18%) y el exvicepresidente Joe Biden (15,8%).

No obstante, en cuanto al voto popular, Sanders ganó con 45.826 sufragios, mientras que Buttigieg consiguió 43.195.

Estas primarias destacan por celebrarse mediante asambleas vecinales donde cada candidato mantiene un encuentro con sus votantes. Tras sus discursos, tiene lugar una evaluación en la que si consiguen más del 15% de los votos pasan a la última elección. En esta ocasión, entraba por primera vez la aplicación Shadow a formar parte del sistema político electoral para facilitar el recuento. Sin embargo, los datos eran incoherentes y causó una ralentización en los resultados finales.

Por esta razón, el presidente del Partido Demócrata, Tom Pérez, anunció que iba a pedir una revisión para garantizar que las cifras son fiables.

Los caucus de Iowa no señalan quién va a ganar en el Partido Demócrata. Normalmente, suelen tener una gran importancia mediática por ser las primeras primarias en celebrarse y porque se decide a quién seguir dando apoyo para ser el candidato a la Presidencia, como le sucedió al expresidente Barack Obama.