Oxford sopesa emigrar a Francia para huir del ‘Brexit’

La prestigiosa universidad, con más de 700 años de historia, estaría sopesando abrir su primer campus en el extranjero, con sede en París, según la exclusiva de 'The Telegraph'.

La prestigiosa universidad sigue siendo un referente con 700 años de historia.

El efecto que podría tener la salida del Reino Unido de la Unión Europea amenaza con cambiar el panorama social y económico del país anglosajón. Esta vorágine de incertidumbre en torno al Brexit, encabezado por la primera ministra británica, Theresa May, ha llevado a la Universidad de Oxford a considerar la posibilidad de adoptar una medida tan histórica como sorprendente, desvelada por The Telegraph.

La prestigiosa universidad, con más de 700 años de historia, estaría sopesando abrir su primer campus en el extranjero, más concretamente en París. Este proyecto, que podría iniciarse en 2018, nace de la preocupación que tienen en la institución, por la falta de financiación para I+D.

La exclusiva, lanzada por el rotativo inglés, explica que esta apertura de la universidad a la capital francesa garantizaría la continuidad de las subvenciones de la UE, que de no mantenerse, provocarían un “desastre”, según definen los propios académicos del centro.

Si bien la decisión aún no se ha hecho oficial, The Telegraph cita al portavoz de la universidad, Jean-Michel Blanquer, quien ha expresado sus intenciones de permanecer abiertos al mundo, a pesar del creciente nacionalismo y del euroescepticismo de la sociedad británica. Blanquer propone crear una estructura “satélite”, con sede en París.

Además de la financiación, aspecto principal, Oxford se muestra preocupada por la falta de acceso entre Reino Unido y Europa, si el Brexit, sigue su proceso se separación total con el Viejo Continente, que puede hacer menos atractiva su oferta formativa para los potenciales estudiantes y docentes extranjeros. Desde la universidad defienden a sus foráneos y aseguran que “son un beneficio para el Reino Unido”, ya que son personas de “una gran calidad intelectual, que dotan de mayor prestigio al país”.

Otras universidades, como la de Warwick, también se habrían planteado la creación de sedes en París para 2018. Situar los campus en la capital francesa viene estimulado por el interés galo de atraer a los banqueros ingleses que quieran permanecer en la UE, una vez se haya producido el Brexit.