El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció su intención de armar a un millón de civiles como miembros de la Milicia Nacional Bolivariana. “Iremos a la organización y entrenamiento de un millón de milicianos y milicianas organizados, entrenados y armados para defender la paz, la soberanía y la independencia de la patria”, comentó este lunes el mandatario bolivariano sobre este cuerpo de apoyo.

Nicolás Maduro aseguró, además, que habrá “un fusil para cada miliciano”. El anuncio tuvo lugar durante un acto militar organizado con ocasión del séptimo aniversario del día de la milicia nacional.

La oposición critica el anuncio de Maduro porque “Venezuela quiere comida y medicinas, y no fusiles”.

Venezuela atraviesa en las últimas semanas un clima de elevada tensión ante la movilización opositora que tiene lugar el próximo miércoles. Henrique Capriles, líder de Primero Justicia, partido mayoritario de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), criticó el anuncio de ampliación de la milicia hecho por el presidente y aseguró que “Venezuela no quiere fusiles, quiere comida y medicinas”.

Capriles, que fue gobernador del Estado de Miranda, pero está inhabilitado para desempeñar cargos públicos para los próximos 15 años, reclama también la liberación de presos políticos como Leopoldo López y el establecimiento de un canal humanitario para el ingreso de alimentos y medicinas en el país.