Mueren 22 niñas en un incendio en un centro de menores en Guatemala

Un grupo de chicas prendió fuego varios colchones de las celdas por presuntos abusos por parte de las autoridades y trabajadores del centro.

Veintidós menores han perdido la vida y unas 40 han resultado heridas en un incendio en el centro público de rehabilitación Hogar Seguro Virgen de la Asunción en San José Pinula, a unos 25 kilómetros al sureste de Ciudad de Guatemala. El centro albergaba a 600 menores víctimas de violencia familiar, niñas de la calle o con problemas de adicción y abusos.

Según los propios familiares de las víctimas, las niñas sufrían abusos, tanto físicos como psicológicos y vejatorios, por parte de las autoridades y trabajadores del centro. En ese contexto, las internas realizaron una protesta en la que acabaron huyendo algunas de las chicas, unas 60.

Por la mañana, cuando todo parecía más calmado, un grupo de chicas prendió varios colchones de las celdas. Las protestas pasaron a un segundo plano cuando las llamas se salieron de control. El incendio se propagó rápidamente por todo el complejo y gran parte de las internas no tuvo ni la oportunidad de reaccionar.

Las autoridades consiguieron apagar el fuego, pero, para entonces, 22 niñas habían perdido la vida y 40 resultaron heridas, 14 de ellas continúan en estado de gravedad. “Todas las quemaduras son de segundo y tercer grado. Las quemaduras que he visto son en un 50% del cuerpo”, detalló Carlos Soto, director del Hospital Roosevelt.

Un centenar de personas, en su mayoría familiares, se ha concentrado en las inmediaciones para pedir a las autoridades las identidades de las fallecidas y heridas. Hasta el momento, la Policía no ha querido comunicar información alguna a estas familias. “Tenemos derecho a saber qué ocurrió con nuestros hijos”, repite sin parar una de las madres.

Las niñas que no han sufrido las consecuencias incendio han sido trasladadas, en vehículos del Sistema Penitenciario, a otros centros, sin que las autoridades precisen a dónde.