Marine Le Pen, presidenta del Frente Nacional (FN), aseguró este domingo en un programa de televisión que no es la candidata de ese partido para las elecciones presidenciales francesas, sino simplemente la que está apoyada por esa formación.

“Estamos apoyados por un partido político, pero no somos el candidato del partido”, comentó la política.

“El espíritu de la V República quiere que la campaña presidencial sea el encuentro de un hombre o una mujer con el pueblo. Estamos apoyados por un partido político, pero no somos el candidato del partido”, señaló en la cadena C8.

“Apoyada”
La entrevistadora la había introducido en el plató como la candidata del FN, a lo que la líder ultraderechista matizó, mientras se sentaba, que solo estaba “apoyada” por este.

Le Pen dijo que se presenta “ante los franceses en su conjunto, sea cual sea su etiqueta política o incluso su familia política de origen, para constituir una mayoría presidencial, donde habrá un partido, el FN, pero evidentemente también otros cargos que puede que no lleven la etiqueta del FN”.

El intento por desmarcarse de su partido sigue la lógica de desdiabolización emprendida desde que llegó a su Presidencia en 2011 con la intención de ampliar su electorado. De hecho, ha eliminado de su logo electoral el nombre del FN para apostar solamente por un “Marine Presidenta”.