Los menores de 28 años deberían retrasar cinco años su jubilación

El Fondo Monetario Internacional advierte que el envejecimiento de la población podría amenazar el pago de las pensiones, por lo que recomienda retrasar la jubilación y hacerse un plan privado para compensar.

El Fondo Monetario Intenacional recomienda a los jóvenes menores de 28 años que se anticipen a la posible situación de recorte de pensiones en 30 años y extiendan su vida laboral cinco años. Además, el organismo liderado por Christine Lagarde aconseja que se preparen y se hagan un plan de pensiones. Estas recomendaciones están recogidas en un informe, según ha informado el diario El Mundo, en el que además advierten sobre las consecuencias negativas del envejecimiento poblacional en las próximas décadas y dicen que podría poner en peligro la supervivencia del sistema de pensiones público.

El informe, que se titula El futuro de los ahorros: el papel de las pensiones en un mundo que envejece, recalca que el crecimiento de la población anciana está haciendo que los países aumenten sus costes en cuestión de mantenimiento de los sistemas de cobertura durante la jubilación, por lo que ponen en riesgo los fondos de pensiones.

Recomendaciones del informe
El FMI advierte de que el reto será «elevar las prestaciones de manera sostenible», pero no se limita a hacer únicamente esa recomendación, y dice que «para las generaciones más jóvenes actuales, ahorrar más para el futuro será cada vez más importante para asegurarse la seguridad de unos ingresos en la jubilación». Para los trabajadores, la sugerencia del informe es «ahorrar más y extender sus vidas laborales».

«Para las generaciones más jóvenes actuales, ahorrar más para el futuro será cada vez más importante para asegurarse la seguridad de unos ingresos en la jubilación, advierte el informe del FMI.»

El estudio recalca, además, que en las economías más avanzadas, en las que el plan de pensiones ha sido revisado, el análisis indica que «elevar la edad de jubilación en cinco años (de los 63 años actuales a los 68 años, en 2050) cerraría la mitad de la brecha perdida respecto a los actuales pensionistas». La mitad restante, dice que se cubriría si los trabajadores reservaran un 6% de sus ingresos anuales.

Este análisis de la situación de las pensiones se presenta en un momento en el que el Gobierno español se prepara para efectuar este año el tercer préstamo a la Seguridad Social para las pensiones, que supondrá un endeudamiento de 15.000 millones de euros, cuando por esta causa ya tiene acumulado un déficit de más de 18.000 millones de euros.