Los millennials (nacidos entre 1980-2000) españoles no quieren a Donald Trump en la Casa Blanca. Ni los americanos, ni estos. En Estados Unidos, solo un 37% de los jóvenes apoyaron al magnate inmobiliario, mientras que, en España, la mayoría habría votado a la demócrata Hillary Clinton, por ser el mal menor.

Mirada 21 ha hablado con dos jóvenes del bipartidismo español para conocer sus posturas ante el resultado electoral y la influencia en España: Edgar Hidalgo, presidente de Nuevas Generaciones San Vicente (Alicante), y Víctor Moratinos, secretario de Política Internacional de Juventudes Socialistas.

“Los populismos no vienen bien a ningún país”, pero “eso no quita” que se “respete” la decisión del pueblo americano, ha señalado Hidalgo, quien considera que, en la razón de voto, se deberían imponer “opciones más sensatas y sosegadas”. Junto con este, Moratinos también ha defendido el resultado electoral y ha manifestado su aprobación a la actuación del Gobierno.

“Se tienen que defender los intereses del país”, ha explicado el socialista, quien cree que se ha de “hablar” y “ver a qué acuerdos se llegan”. Para Moratinos, el cambio de estrategia del Partido Popular frente a Trump no se entiende como una acción de partido, sino de Gobierno.

Moratinos: “Trump tampoco se ha preocupado por cuestiones que interesan a los jóvenes”.

Moratinos espera que el discurso de campaña de Trump se quede en palabras, aunque todavía “hay que ver” si “lo dicho ha sido verdad” o ha sido “por ganar votos”. Sin embargo, Hidalgo sí ha confirmado las dudas, y ha asegurado que “quedarán en simples propuestas de campaña” y “no será tal el terremoto político”.

“Puede” que los americanos “se equivoquen”, pero el resultado ha sido “democrático”, ha completado Hidalgo, quien cree que los millennials no apoyaron al republicano por “la manera de entender el mundo globalizado” que tienen. “Trump tampoco se ha preocupado por cuestiones que interesan a los jóvenes”, ha matizado Moratinos.

Respecto al apoyo de su partido a Clinton, Moratinos no ha entendido el discurso del exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez y el líder del PSC, Miquel Iceta. El socialista ha explicado que “los temas hay que verlos caso a caso”, pero que “no es incompatible” rechazar el populismo internacional y apoyarse en el nacional.