Un avión de la aerolínea boliviana Lamia Corporation con 77 personas a bordo se estrelló este martes cerca del aeropuerto de Medellín. La mayoría del pasaje, del que solo consiguieron salvarse seis integrantes, pertenecía al club brasileño Chapecoense, que se dirigía a la ciudad colombiana para disputar la final de la Copa Sudamericana.

Son decenas de vidas rotas y centenares de personas destrozadas por la pérdida de sus seres queridos y estrellas futbolísticas. Un desastre humano de proporciones inmensas que, sin embargo, ha dejado un ensordecedor grito de humanidad. Gestos premonitorios de cariño de los jugadores hacia sus mujeres o saltos de alegría por recibir noticias felices dejan a posteriori una sensación de vacío y drama en muchos de los seguidores del Chapecoense.

14804199777218“En cuantas vidas yo viva, en todas te amaré”, fueron las últimas palabras que escribió el exjugador del Atlético de Madrid Cléber Santana en Instagram antes de despegar. El futbolista brasileño fue uno de los 71 fallecidos en el accidente del avión. Palabras, sin duda, que no olvidará jamás su pareja ni todos sus seres queridos.

Un padre orgulloso
El jugador del Chapecoense Tiago da Rocha Vieira Alves se enteró de que iba a ser padre pocas horas antes viajar a Colombia, según un vídeo publicado en Twitter. En las imágenes uno de los compañeros le entrega un regalo en el que descubre que su esposa, Graziele, está embarazada. Al conocer la noticia, el mediocentro salta de alegría y lo celebra con sus compañeros.

El jugador Tiago da Rocha Vieira Alves se enteró de que iba a ser padre pocas horas antes viajar.

Entre los supervivientes del desastre se encuentra Alan Ruschel, de 27 años y defensa del Chapecoense. Al llegar, fuera de peligro, al Hospital La Ceja de Medellín, rezó por su esposa y pidió al personal sanitario: “Por favor, guarden mi anillo de boda”.
Las muestras de humanidad con el malogrado equipo brasileño también se sucedieron por parte de los que iban a ser sus rivales este miércoles en la final de la Copa Sudamericana. El Atlético Nacional hizo oficial un comunicado en el que manifestaba su deseo de que el Chapecoense fuera el ganador del título que se iban a disputar y animó a todos los aficionados a acudir al estadio vestidos de blanco y con una vela.

El rival del Chapecoense hizo oficial un comunicado en el que le daba por ganador del título que iban a disputar. 

Cesión de jugadores
Los rivales locales del Chapecoense tampoco fallaron en los momentos más difíciles del club de Santa Catalina. Corinthians, São Pablo, Santos y Palmeiras se comprometieron mediante un comunicado a cederle, sin cargo, jugadores al equipo y solicitaron a la Confederación Brasileña de Fútbol que se prohíba el descenso de Chapecoense durante las próximas tres temporadas.

Los aficionados del Chapecoense fueron, sin duda, algunos de los más dolidos por la trágica noticia. Este martes, después de conocer el fatídico hecho, se reunieron en las inmediaciones del estadio Arena Condá para rezar por las 71 víctimas. Las lágrimas y la emoción se apoderaron de una afición totalmente destrozada.